Hoy

Muere una joven de Montánchez atropellada por un coche en la avenida de la Hispanidad

    • Es María José Ojeda, de 25 años, que estaba en el centro Al Compás de discapacitados de Malpartida de Cáceres

    Eran casi las cinco y media de la tarde de ayer. María José Ojeda Pavón iba con tiempo para coger a las seis el autobús que le llevaría a su pueblo, Montánchez, donde viven su madre y dos hermanos. Cruzaba el último paso de peatones antes de llegar al edificio de la estación, el que atraviesa la avenida de la Hispanidad, cuando un coche negro la arrolló. Su cuerpo menudo fue desplazado unos 15 metros debido al impacto y quedó debajo del único vehículo estacionado a ese lado de la avenida, un Renault Clio blanco. Es probable que muriera en el acto.

    Atardecía y el drama ya era una realidad. El conductor del coche, un Mercedes 220, paró. En él viajaban varios jóvenes que se quedaron en estado de shock cuando se dieron cuenta de lo que había ocurrido. Empezaron a llegar agentes de la Policía Local (el cuartel se encuentra a pocos metros de donde ocurrió el accidente), con su jefe Ángel Carvajal, agentes de la Policía Nacional, y un equipo de bomberos necesario para retirar el Clio. Estaba también una ambulancia del 112, cuyo equipo no pudo hacer nada. Al lugar se acercó el alcalde en funciones, Valentín Pacheco.

    El cuerpo de María José fue llevado a unas dependencias del cementerio, en donde se le hizo la autopsia; mientras, la Policía trabajaba para localizar a la familia de la joven.

    En el lugar del suceso, algunos testigos decían que el coche quizá iba a una velocidad un poco elevada. Lo cierto es que, a falta de los debidos análisis más rigurosos, no había huellas de frenada en el lugar del suceso, lo que secunda la hipótesis de que el conductor no la vio y sólo paró al sentir el impacto. Agentes de policía hacían fotografías a la zona del vehículo que la golpeó, la parte derecha del morro. El faro estaba roto. Esto quiere decir que atropelló a María José cuando ella ya estaba terminando de cruzar el paso de peatones. El sol no pudo deslumbrar al conductor porque a esa hora estaba detrás.

    El paso de cebra en el que ocurrió el mortal accidente está después de la rotonda de la estación de tren. El coche bajaba desde esa glorieta en dirección a los barrios de Nuevo Cáceres y Moctezuma

    El equipo de atestados de la Policía Local realizó al conductor las pertinentes pruebas para ver si sus condiciones físicas eran óptimas. Dio negativo tanto en la prueba de alcoholemia como en lado drogas.

    El fallecimiento de María José Ojeda ha provocado un gran pesar en toda las personas que la conocían. Con síndrome de down, estaba en el centro ocupacional Al Compás de Malpartida de Cáceres, que tiene una lavandería y un bar en el polígono industrial.

    María José era muy alegre y activa. Ella había conseguido que su ídolo, el cantante Huecco, les visitara en febrero del año 2015, bailando para él su canción ‘Barriendo estrellas’. Siempre estaba ilusionada con nuevos proyectos, y era una de las cinco personas que participaron en un programa social consistente en vivir en un piso de Cáceres para ganar en independencia. Terminó el pasado 31 de octubre. Ahora estaba muy alegre preparando la I Ruta Senderista Por la Diversidad Funcional que Al Compás ha organizado para mañana, domingo y que, de celebrarse finalmente, se dedicará a ella.

    Todo terminó ayer, en un instante, poco antes de las cinco y media de la tarde. En un paso de peatones. Como ha pasado otras veces.