Hoy

El Ayuntamiento busca 165.000 euros para obras fuera de los presupuestos

Residencial Universidad. El camino será acondicionado. En la imagen, el presidente vecinal.
Residencial Universidad. El camino será acondicionado. En la imagen, el presidente vecinal. / L.C
  • Cáceres el Viejo reclama que se adecente el camino que comunica con Mejostilla por su peligrosidad

El Ayuntamiento se compromete a financiar una treintena de inversiones surgidas de las propuestas vecinales en los presupuestos de 2017. 18 de ellas cuentan con partida específica en los llamados presupuestos participativos, que disponen para el próximo ejercicio de un millón de euros. Las restantes, como ya informó HOY el pasado miércoles, requieren de otros 400.000 euros que el Consistorio aportará. El listado de peticiones superaba las 250 por lo que ha habido muchas que se han quedado fuera. Algunas de ellas, no obstante, se consideraban prioritarias por los representantes de los consejos de distrito, de ahí que el concejal de Participación, Víctor Bazo, esté decidido a buscar recursos para que se puedan ejecutar finalmente.

«Proponemos adecentar el camino de tierra que existe desde la calle de Las Margaritas hasta Tomás Pulido, en la Mejostilla, en la parada de la línea 2 del autobús, con un acerado adaptado e iluminado». En esos términos cursó su petición la asociación vecinal Urbanización Residencial Cáceres el Viejo.

En la relación de actuaciones de accesibilidad ese proyecto aparece con una consignación de 95.000 euros, pero ha sido a última hora uno de los sacrificados. Otro de ellos es el arreglo de un terraplén frente a las pistas de la Madrila. Disponía de 70.000 euros, aunque la necesidad de distribuir los limitados recursos entre las distintas solicitudes también le deja por ahora fuera. Entre ambos suman 165.000 euros.

Víctor Bazo se comprometió ayer a tener en cuenta ambas actuaciones pendientes para que no caigan en el olvido. «Intentaremos ejecutarlas con los remanentes que pueda haber», anunció acompañado por los representantes de los consejos de distrito.

«Para nosotros es una reivindicación histórica. El camino es un peligro», relata Raúl Pérez, presidente vecinal de Urbanización Residencial. Recuerda que esa propuesta tuvo «un apoyo mayoritario» dentro de los presupuestos participativos, con el visto bueno de cuatro colectivos. Los residentes en Cáceres el Viejo utilizan a diario ese acceso como la conexión más directa para coger el autobús de la línea 2. Es una vía sin acondicionar, en mal estado y sin iluminación. «Al menos que la iluminen», apuntan los afectados. Un problema ‘técnico’ podría ser que, en el diseño urbanístico de la ciudad, justo por allí deba pasar la futura ronda supernorte. Para los vecinos sería más una excusa que otra cosa, reconocen.

El concejal Bazo y el representante del distrito norte y presidente de Residencial Universidad, Luis Fernando Figueroa, aclararon ayer que este modelo participativo no debe ser «una guerra de barrios» sino una puesta en común de intereses para la capital. En el caso de Residencial Universidad sí se llevará adelante, con 90.000 euros, el arreglo del camino hacia Sierra de Fuentes. Se acondicionará para permitir la práctica del senderismo y facilitar el paso de caminantes y ciclistas. Los vecinos piden la instalación de bancos y alguna fuente.