Hoy

Cáceres de Foto inaugura su segunda muestra en la ESAD

Cristo Ramírez junto a su exposición 'Los sevillanos'. :: jorge rey
Cristo Ramírez junto a su exposición 'Los sevillanos'. :: jorge rey
  • El fotógrafo Cristo Ramírez exhibe la exposición 'Los sevillanos', que recoge retratos de esa ciudad

El festival Cáceres de Foto, que se celebra hasta final de mes en distintos puntos de la ciudad, inauguró ayer su segunda muestra. Se trata de 'Los sevillanos', un conjunto de retratos que firma Cristo Ramírez. La exposición, que se encuentra ubicada en la Escuela Superior de Arte Dramático (ESAD), podrá verse hasta el próximo 30 de noviembre de lunes a viernes de 8,00 a 21,30 horas con entrada gratuita. La sede de esta escuela se encuentra en la Plaza de San Jorge, y su entrada junto a la iglesia de la Preciosa Sangre.

Tal y como explica el propio autor, «todo empezó siendo una forma de tomarle el pulso a una ciudad a la que acababa de llegar y que se me resistía fotográficamente hablando. Salía casi todos los domingos sin demasiadas pretensiones y sin una idea clara en mente. Con el tiempo, conforme iba viendo los resultados de los primeros rollos, comencé a vislumbrar una posible línea de trabajo, que pensé en llamar Domingos: vicios y costumbres, precursora de lo que más tarde serían 'Los sevillanos'». Es, según sus palabras, un intento de acercarse a la sociedad sevillana desde un punto de vista antropológico.

Cuenta Ramírez que «la fotografía para mí es una herramienta privilegiada de conocimiento, una oportunidad para profundizar no sólo en el sentido del mundo y de lo real, sino también para explorar los límites de la propia mirada».

El festival Cáceres de Foto, que continúa en distintos puntos de la ciudad, inaugurará su tercera muestra el lunes 7. Se trata de las fotos ganadoras del concurso internacional que se falló el pasado jueves. A partir del día 8 en la sala Pintores 10 podrá verse la muestra 'El jardín' de Nazaret Nova.

Sigue abierta en el Palacio de la Isla hasta el día 11 la muestra Hemicránea del fotógrafo cacereño Joaquín Paredes.