Hoy

Unanimidad para liquidar la deuda en la Diputación de Cáceres

  • La presidenta desautoriza al diputado de Personal y deja sobre la mesa la modificación de puestos y las bolsas de trabajo

El pleno de la Diputación cacereña se desarrolló ayer en medio de un tobogán imaginario en el que lo mismo Gobierno y oposición se fundían en el abrazo de la unanimidad que se sucedían críticas, reproches y hasta amenazas de abandonar la sesión.

La decisión de cancelar la deuda financiera y dejar a cero los compromisos con los bancos fue recibida con los brazos abiertos por Ciudadanos y PP. «Cambiamos préstamos por inversiones en los pueblos», adelantó el diputado de Economía, Alfonso Beltrán. «Una Diputación con menos deuda es más libre», zanjó el portavoz de Ciudadanos, Víctor Peguero. Alfredo Aguilera (PP) matiza: solo se salda la deuda bancaria (12,8 millones). Aún quedan por pagar otros 28 millones por la devolución de los tributos del Estado.

El pleno estuvo marcado por el aviso previo de retirada del PP si se mantenía el debate sobre tres puntos: carrera profesional, bolsas de empleo y modificación de la RPT. La comisión informativa se convocó fuera de plazo, sin la documentación y con informes contrarios de Intervención.

Sobre la carrera profesional se apunta que no se ha tenido en cuenta el incremento retributivo en el plan económico financiero. En la modificación de puestos concurren «causas de nulidad». Sería necesario adaptar el procedimiento. Los tres puntos fueron retirados del orden del día por la presidenta, Rosario Cordero. El diputado de Personal, Miguel Salazar, asumió que la comisión se convocó con un solo día de antelación (deben ser al menos 48 horas) y aludió a motivos de urgencia. Cordero le desautorizó al tomar la palabra y dejar los tres asuntos sobre la mesa. «Fue una comisión mal convocada», reconoció. La carrera profesional permitirá mejoras a los profesionales de la casa y se abordará en un próximo pleno.

En el de ayer hubo críticas y loas. Entre las primeras, las de PP y C's por los 300.000 euros que deberá pagar Diputación por deudas de Feval. Por contra, el PP felicitó al Gobierno por el acierto de la reciente reforma del salón de plenos.