Hoy

Una oficina en Cáceres será la única afectada en la región en el plan de cierre del BBVA

Una oficina en Cáceres será la única afectada en la región en el plan de cierre del BBVA
  • El responsable de CCOO en BBVA, Juan Murillo, ha asegurado que es una oficina situada en Cánovas y que antes pertenecía a CatalunyaCaixa

Solo una oficina, ubicada en Cáceres, se verá afectada por el cierre de cerca de un centenar de oficinas adicionales que BBVA tiene previsto llevar a cabo en España antes de que finalice el año y que supondrá la salida de unos 400 trabajadores.

Según ha explicado a Efe el responsable de CCOO en BBVA, Juan Murillo, esta oficina estaba ubicada en el Paseo de Cánovas y pertenecía a CatalunyaCaixa, entidad que se ha integrado en BBVA el pasado mes se septiembre.

Esta oficina estaba muy próxima a otra que tiene BBVA en la zona, según ha dicho Murillo, que ha añadido que en ella trabajaban cinco personas, una de las cuales se prejubiló antes de la integración y las otras cuatro restantes ha sido "reubicados" en el resto de oficinas de BBVA en la ciudad.

Actualmente, la plantilla de BBVA en Extremadura es de unas 300 personas repartidas entre medio centenar de oficinas.

Juan Murillo ha reconocido aunque el sector de la banca "vive un momento convulso", en BBVA el "adelgazamiento" de la plantilla se ha llevado a cabo vía prejubilaciones o mediante bajas y excedencias incentivadas en lugar de con Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) formales como ha ocurrido en otras entidades, y espera que de ser necesario se siga en esa misma línea.

Según Juan Murillo, con la digitalización y reducción de costes "se está tocando todo", ya que se está innovando en todas las áreas del banco viendo donde se puede ahorrar, pero el problema es que cuando se amortizan plaza el trabajo "es asumido por la gente que se queda, con lo que las plantillas están muy ajustadas y la carga de trabajo es importante".

El responsable de CCOO ha recordado que actualmente en la empresa se está en proceso de negociación sobre el control horario, ya que en la banca la prolongación de la jornada laboral es "sistemática y hay una pelea por limitar las horas extras".

Según ha dicho, esta negociación es fruto de una demanda ante la Audiencia Nacional, que debería estar resuelta antes del 31 de diciembre.

Por último, ha indicado que enn estos días, en los que se están dando a conocer los resultados y beneficios de las principales entidades, se está poniendo de manifiesto que aunque las cosas están difíciles los resultados "dicen otra cosa".

Juan Murillo relaciona estas cifras con la productividad de los trabajadores, lo que hace que "a veces la presión y tensión sobre los trabajadores se haga insoportable".

Temas