Hoy

Ascensor de Obispo Galarza en la fachada del parking. :: a. méndez
Ascensor de Obispo Galarza en la fachada del parking. :: a. méndez

Los comerciantes de Obispo Galarza reclaman a Nevado el arreglo del ascensor

  • Están recogiendo firmas y proponen que se cierre por la noche para evitar actos de vandalismo

Los turistas, los mayores, los comerciantes de la plaza Obispo Galarza... las voces que piden al ayuntamiento cacereño el arreglo del ascensor adosado al edificio del parking van en aumento. El presidente de los empresarios de la zona, Manuel Méndez, calcula que lleva «dos años» sin funcionar, y desde hace uno vienen reclamando al Consistorio que actúe.

Ante la falta de respuestas concretas, han iniciado una campaña de recogida de firmas. «Ya hemos superado las 700. Cuando lleguemos a 1.000 las entregaremos en el ayuntamiento», indica Méndez, quien solicita que «al menos pongan un cartel informando de que el ascensor está averiado».

El pasado viernes, durante la celebración del Pleno del Mayor, la alcaldesa, Elena Nevado, aludió a los actos de vandalismo cuando los mayores presentes le pidieron el arreglo del elevador, pues ayuda a salvar una pendiente importante entre el casco histórico y entorno de la plaza de Antonio Canales. «Es verdad que ha habido vandalismo», concede Méndez, «pero hay soluciones, como cerrarlo de 12 de la noche a ocho de la mañana o poner una cámara de vigilancia; son cosas que les llevamos proponiendo al ayuntamiento hace tiempo», subraya.

El ascensor de Obispo Galarza acumula más tiempo fuera de uso que en funcionamiento desde su instalación. Terminado en diciembre de 2011, tras una inversión de 180.000 euros con fondos del Plan E, no comenzó a utilizarse hasta enero de 2013, más de un año después. Durante este tiempo, en verano del 2012, fue decorada la torre de la fachada principal, lo que también originó controversia.

Poco antes de que cumpliera dos meses de funcionamiento se averió por acumulación de agua, lo que le mantuvo otro periodo de tiempo sin uso. Y a esta alturas ya acumula muchos meses cerrado.

El coste del mantenimiento del ascensor ha estado siempre en el fondo del problema. El consistorio anunció primero que se ocuparía de él la empresa concesionaria de las instalaciones municipales; luego intentó que formara parte del contrato del parking; también que colaborase el establecimiento de hostelería situado en la terraza del edificio; y ahora, según ha comunicado a la asociación de comerciantes de la plaza, baraja unir el cuidado del elevador con las nuevas dotaciones del mercado Ronda del Carmen cuando se concesionen.

Obispo Galarza se ha convertido en muchos casos en el primer punto de contacto que tienen los visitantes que llegan a Cáceres con la ciudad, de ahí que la accesibilidad (que se completará con las escaleras mecánicas de Alzapiernas) sea un aspecto importante.