Hoy

1.274 personas esperan en Cáceres recibir servicios de dependencia

Natividad Moreno tiene reconocido el grado 1 de dependencia. :: l.c.
Natividad Moreno tiene reconocido el grado 1 de dependencia. :: l.c.
  • Una mujer de 66 años lleva esperando desde que en 2011 solicitó la ayuda, con el derecho reconocido en mayo de 2015, pero sin que se haya hecho efectiva aún

«Ya está bien», se lamenta Natividad Moreno, pensionista cacereña de 66 años que está más que cansada de esperar la llegada de la ayuda que tiene reconocida por la Ley de Dependencia. Natividad Moreno lleva casi un año y medio esperando, en concreto desde que en mayo de 2015 la Junta de Extremadura le comunicó que tenía reconocido el derecho a recibir un servicio, correspondiente al grado 1, que es el nivel de los dependientes más moderados, es decir que están en una situación menos grave en cuanto a su autonomía personal. Concretamente la Junta le ha adjudicado una prestación mensual de 75 euros para sufragar los gastos de ayuda a domicilio. Pero pasa el tiempo y la ayuda no llega, lo que le ha llevado a presentar hace unos días una reclamación en el Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (Sepad). Un total de 1.274 personas se encuentran en esta misma situación de espera en la ciudad de Cáceres, mientras que la Junta asegura que la llegada de las ayudas está próxima.

Natividad Moreno ha trabajado como empleada de la Diputación provincial en el servicio de cocina del Hospital Virgen de la Montaña, cuya gestión pasó después a la Junta de Extremadura. En 2005 fue jubilada por enfermedad. En 2011 decidió solicitar una ayuda de acuerdo a la Ley de Dependencia y también hizo la petición su marido, que tenía graves dolencias. Tuvieron que pasar cuatro años hasta que en mayo de 2015 la Junta de Extremadura le comunicó el reconocimiento de su derecho, con el grado 1 de dependencia. Sin embargo, su marido falleció en 2013, sin que pueda ya llegar a recibir las ayudas de la dependencia, se lamenta esta mujer cacereña, que actualmente vive sola en su casa, con necesidad de ayuda en las tareas diarias por sus problemas físicos, entre ellos esclerosis múltiple: «Estoy cada vez peor», afirma sobre su situación.

Lista de espera

Como Natividad Moreno hay más de un millar personas en la capital cacereña en lista de espera para recibir las ayudas de la ley, en el grado 1. Son, en concreto, 1.274 personas, pendientes de culminar todos los trámites hasta la llegada final de la prestación. En toda la provincia de Cáceres son 2.728. Este colectivo ha sido el que más ha tardado en incorporarse al sistema por decisión del Gobierno central, que demoró hasta julio de 2015 la concesión del derecho a la atención a todas las personas que se encontraban en la misma situación que esta cacereña, es decir del grado 1, según explicó a este periódico la Consejería de Sanidad.

El propio Sepad, en una carta firmada en noviembre de 2015, le explica a Natividad Moreno su situación y le recuerda que pasada la fecha de julio de 2015 ya se pueden incorporar al sistema de ayudas los dependientes de grado 1. En la carta, el Sepad le asegura que está trabajando para que puede disponer de los servicios concedidos «cuanto antes», aunque indica que hay gran cantidad de personas que, como consecuencia de ese retraso (la demora de la incorporación de los dependientes de grado 1 hasta julio de 2015), están en su misma situación de espera: «Es lógico comenzar por quienes tienen una fecha más antigua de presentación de la solicitud, dado que llevan más tiempo esperando».

El Sepad le decía en esa carta de noviembre de 2015, es decir hace ahora casi un año, que recibiría «en breve» una comunicación oficial en la que se le indicarían los servicios y prestaciones a los que tiene derecho y qué debía hacer para recibirlos. El tiempo ha pasado y Natividad Moreno sigue sin recibir su prestación, que se cifra en 75 euros mensuales, dinero con el que podrá sufragarse servicios de ayuda a domicilio, aportando otra parte ella misma.

Grado 1

Preguntado por la situación de los dependientes de grado 1, como el caso de esta vecina cacereña, la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura recordó a este periódico que el Gobierno central, mediante un decreto de 2012, aplazó la incorporación de los dependientes de grado 1. Además, afirma que el Gobierno regional se encontró con que el ejecutivo central de Rajoy «ya no financiaba un 50 por ciento de la dependencia, tal y como estaba contemplado en la ley, y con cerca de 10.000 personas en Extremadura con grado I a quienes había que incorporar al sistema».

La Junta asegura que está terminando de completar la incorporación de quienes habían presentado la solicitud entre 2007 y 2010, con negociación del denominado Programa Individual de Atención, PIA. De un total de 23.888 personas atendidas en toda la región, se han incorporado ya 3.372 del grado 1. Sin embargo, todavía hay más de 11.000 pendientes de completar los trámites para recibir el servicio, la mayor parte de ellas del grado 1. En Cáceres capital son 1.274 y en la provincia 2.728.

Así que en «muy poco tiempo» se iniciará la incorporación de quienes presentaron su solicitud a partir de 2011, como Natividad Moreno. De manera que pronto se les citará para negociar su PIA y la prestación económica que le corresponda «dependerá de la disponibilidad presupuestaria», afirma la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales, que resalta que Extremadura es la segunda comunidad que más aporta para cumplir la Ley de Dependencia, con el 87 por ciento, «mientras que el Estado solo da un 12 por ciento».

En todo caso, Natividad Moreno ya ha sido informada verbalmente de que le corresponden 75 euros mensuales, pero se muestra escéptica sobre la pronta llegada de la ayuda: «a ver si me ve a pasar como a mi marido y me llega la ayuda cuando esté en el cementerio».