Hoy

Se prometen urinarios en Cánovas y un salón de baile para mayores

Un momento del Pleno del Mayor en el Ayuntamiento. :: L. Cordero
Un momento del Pleno del Mayor en el Ayuntamiento. :: L. Cordero
  • En el Ayuntamiento y en la Diputación se realizaron sendos plenos del mayor, donde hubo numerosas peticiones

La alcaldesa Elena Nevado sabía que ayer, en el Pleno del Mayor, serían varias las asociaciones que volverían a pedirle, como en el año pasado, que se reabran los urinarios del Paseo de Cánovas, y por eso se llevó al pleno al técnico municipal responsable de la obra.

A los representantes de las 22 asociaciones de mayores que asistieron, el técnico les indicó que el proyecto del arreglo de los urinarios se había ralentizado porque están debajo de la vía pública que pasa frente al Hospital Nuestra Señora de la Montaña,«es una construcción de los años 40 y ha habido que inspeccionarla para ver la seguridad estructural». Señaló que ese mismo día había llegado el resultado del estudio que habían encargado. La conclusión es que hay que reforzar la estructura de la construcción, ya que le han afectado las filtraciones de agua. Cuando uno de los asistentes indicó que esperaba que al año no volvieran a tener que pedir la apertura de los urinarios, el técnico contestó: «no, no. Es cuestión de días que empiece la obra».

Entre las peticiones efectuadas por los mayores, a la alcaldesa le pareció bien el construir un salón de baile al lado de la Casa del Mayor; mientras que no se mostró partidaria de una petición de la asociación de San Marquino que quería que se talaran árboles para ver mejor la Ciudad Monumental, «tenemos que seguir siendo la segunda ciudad de España con más metros cuadrados de arbolado por habitante». Sí dijo que pedirían a Parques y Jardines que limpien la maleza en la zona.

Otra asociación solicitó enterrar más contenedores, pero la alcaldesa, que estuvo acompañada por la concejala Marisa Caldera, señaló que era una obra cara y hay veces que se originan problemas sanitarios.

Hubo quien pidió que se arreglará el ascensor de Obispo Galarza, indicando Elena Nevado que ese ascensor se arregla y a los dos días está estropeado, «hay que concienciar a la gente de que hay que respetar lo público, que es de todos».

Hubo peticiones de arreglar casos concretos de problemas de espacios en acerado, preguntas sobre la subida del autobús y también se pidió más trabajo para los jóvenes de Cáceres.

En Diputación

Los mayores también tomaron ayer el salón de plenos de la Diputación Provincial. Miembros de la asociación 'Mayores Activos' de la Universidad Popular y de la Asociación de Pensionistas de Casar de Cáceres protagonizaron un 'pleno extraordinario', en el que solicitaron la construcción de una residencia de ancianos, una piscina climatizada, y la presencia de un médico de urgencias las veinticuatro horas en la localidad, entre otras cosas.

Los mayores asumieron por un día el papel de la presidenta, diputados, e incluso, secretaria e interventora de la institución provincial, que ha celebrado la semana de puertas abiertas. En está peculiar sesión también se abordó la retirada de los coches que están situados en las aceras y que impiden la accesibilidad de los peatones.

Por su parte, la presidenta de la Diputación de Cáceres, Rosario Cordero, se ocupó de explicar a los mayores el funcionamiento de la institución.