Hoy

Más de 1.400 firmas y una concentración hoy alargan las protestas por la zona azul

Luis Salaya
Luis Salaya / Hoy
  • Luis Salaya (PSOE): «Si hay alguna posibilidad de parar la ampliación, la respaldaremos»

Las quejas por la ampliación de la zona azul continúan. Las redes sociales, el boca a boca y hasta el buzoneo animan la cita convocada para esta mañana (12 horas) a las puertas del ayuntamiento, en la Plaza Mayor. 'Concentración', se lee en algunas convocatorias. 'Quedada', se apunta en otras. En todas se anima a participar.

Es ya la tercera manifestación pública organizada que se produce en los últimos días contra el acuerdo que eleva hasta 2.070 plazas propias y otras 69 de carga y descarga el área de aparcamiento regulado de la ciudad. Afecta a unas 70 hectáreas y unas 120 calles si se incluye la llamada zona A2 o de color amarillo. Está en el ensanche hacia el casco histórico y solo permitirá estacionar a los residentes que estén autorizados. El grupo municipal de CáceresTú ya ha advertido de que «no habrá tarjetas para todos».

La Plataforma por los Servicios Públicos de Cáceres lanzó ayer un mensaje en las redes sociales. «Siempre eres necesario, ahora eres imprescindible». En la 'quedada' de hoy incluye como causa de protesta la subida de las tarifas del autobús, no solo la zona azul. El portavoz socialista, Luis Salaya, se mostró ayer contundente respecto a este tipo de quejas ciudadanas. Será el PSOE cacereño el que decida si está presente o no junto a los manifestantes en la calle, pero de entrada apoya sus reivindicaciones siempre que se desarrollen con una actitud cívica, señala Salaya. «No sabemos si hay posibilidad de parar la ampliación, pero si la hay la respaldaremos», anuncia el portavoz del PSOE.

El miércoles en el Foro de los Balbos más de 150 personas acudieron a una asamblea informativa. La Plataforma solicitó intervenir en el pleno del jueves, sin conseguirlo. Numerosas personas profirieron gritos y exhibieron pancartas contra los cambios, lo que obligó a intervenir a la Policía Local. Hoy, de nuevo, la protesta vuelve a la calle. El portavoz municipal, Rafael Mateos, se quejó ayer de la carta enviada por el alcalde de Casar de Cáceres a Elena Nevado. En ella lamenta los cambios de la zona azul, ya que perjudicarán a los casareños. Es «una injerencia lamentable», que se explica por el desencuentro entre las direcciones regional y local del PSOE, opina Mateos. Ironiza al cuestionarse si las decisiones que afectan a la capital también deben consultarse a los municipios próximos. Como también hay cacereños que se desplazan a Madrid, recuerda, «tendremos que pedirle a Carmena -alcaldesa madrileña- que nos consulte sobre la ampliación de la zona azul». La protesta en Cáceres ha llegado a Change.org. Allí la Plataforma en Defensa de los Servicios Públicos ha logrado ya 1.400 firmas.