Hoy

A la espera del desfibrilador en el Consistorio, un año después

  • Se planteó en pleno en septiembre de 2015, pero más de un año después el aparato sigue sin estar operativo

Es un debate que viene de lejos. La administración tiene sus propios ritmos y ayer se puso de manifiesto cuando desde el grupo socialista se recordó que sigue pendiente la instalación de un desfibrilador en las dependencias municipales. Se planteó en pleno en septiembre de 2015, pero más de un año después el aparato sigue sin estar operativo.

La propuesta partió del entonces concejal del grupo municipal socialista Francisco José Calvo, que advirtió sobre la ausencia de un dispositivo que permite la reanimación de personas que sufren un paro cardiaco. El equipo de Gobierno asumió la iniciativa, pero ayer uno de sus miembros, Pedro Muriel, explicó que no es una cuestión que se resuelva de la noche a la mañana. «Primero hay que hacer un curso de formación. No se puede instalar un desfibrilador si no hay personal cualificado para su uso», argumenta. El proceso se encuentra en ese punto ahora. En Cáceres hay unos 20 dispositivos repartidos en centros públicos y privados.

En el año 2013 el Ayuntamiento anunció que instalaría desfibriladores en los pabellones deportivos. El pleno aprobó por unanimidad la moción de C's para la adhesión a la red de ciudades saludables.