Hoy

Los cambios de la zona azul y del bus se aprueban en el pleno entre protestas

Varios agentes controlan la salida del salón de plenos de las personas que acudieron a protestar. :: lorenzo cordero
Varios agentes controlan la salida del salón de plenos de las personas que acudieron a protestar. :: lorenzo cordero
  • Ciudadanos condiciona su apoyo a ampliar la limitación de dos horas para aparcar y a no tocar el parking libre del Parque del Príncipe

Los cambios en la zona azul y en el servicio de transporte urbano salieron ayer adelante en el pleno municipal gracias a los votos de PP y Ciudadanos. Era lo esperado, con PSOE y CáceresTú en clara oposición frontal a unas reformas que penalizan el bolsillo de los cacereños, aseguran.

Sin embargo, no fue una sesión tranquila la que se celebró ayer en el salón de plenos. La Policía Local mantenía una discreta presencia entre el público, con al menos un agente de paisano, para evitar contratiempos. Con la votación sobre la ampliación de la zona azul a punto, cuatro agentes uniformados accedieron a la estancia municipal.

Minutos antes habían arreciado las voces, gritos e insultos por parte de algunos asistentes. Una treintena de personas escenificó su protesta. Las pancartas ya estaban media hora antes del inicio el pleno a las puertas del ayuntamiento. Se leía: 'No a la subida del autobús', 'No más zona azul' o 'Nos estáis robando'. La alcaldesa había ordenado desalojar a una señora que estaba interrumpiendo la sesión, aunque reconsideró su postura y se calmaron los ánimos. Luego los propios agentes custodiaron hasta la salida a los manifestantes. Hubo aplausos para los concejales de PSOE y CáceresTú por oponerse a las medidas. No obstante, el portavoz municipal, Rafael Mateos, tuvo serios problemas para hilar su intervención. La alcaldesa dio instrucciones precisas: «Que se recojan en el acta las manifestaciones injuriosas e insultos que aquí se han proferido». El último antecedente de un desalojo se produjo en diciembre de 2015. Entonces la protesta tuvo que ver con los recortes para el Plan de Empleo Social. Dos jóvenes fueron identificados y recibieron en su domicilio la propuesta de sanción de 601 euros por parte de la Subdelegación del Gobierno.

La zona azul encendió los ánimos también durante el debate. Los argumentos de las partes ya se conocían. El portavoz del PP, Rafael Mateos, reprochó sus quejas a CáceresTú. La mayor ampliación es la de Madrid, recordó. «Allí no Gobierna el PP», refrendó a continuación. «Su prioridad es privatizar servicios», argumentó Consolación López (CáceresTú). Andrés Licerán tiró de ironía al pedir que se cambie la zona de residentes de amarillo por el rojo. «Está la zona azul, del PP; la naranja, de Ciudadanos; y la roja... así van a quedar las cuentas corrientes de las familias». Propone «ir a un sistema gratuito». Su intervención fue muy aplaudida. La alcaldesa tuvo que pedir silencio varias veces.

La nueva zona azul suma 2.070 plazas con 69 de carga y descarga. Durante el pleno se conoció la carta enviada por el alcalde de Casar de Cáceres al Ayuntamiento. Pedía paralizar la decisión al afectar negativamente a los casareños.

Ciudadanos, a través de su portavoz, Antonio Ibarra, pidió un doble compromiso: ampliar a más de dos horas en el futuro el límite de estacionamiento y que no se toque el parking libre del Parque del Príncipe. «Se va a revisar la ordenanza», adelanta Cayetano Polo. Explicó que C's también votó sí (se abstuvo en comisión) a los cambios del autobús «por coherencia y responsabilidad». La concejala de Medio Ambiente, Montaña Jiménez había dicho que la subida de tarifas era la única alternativa para cubrir los costes. Ayer cambió el argumento: «No apoyamos que deban pagarlo todos los ciudadanos».