Hoy

La vacuna de la tosferina sigue aplazada en niños de seis años

La falta de suministro genera desabastecimiento a nivel global. ::
La falta de suministro genera desabastecimiento a nivel global. :: / HOY
  • La falta de suministro y la prevención en embarazadas ha generado un cambio temporal en el calendario

La revisión pediátrica de los seis años ya no termina con pinchazo, para alegría de los niños, temerosos de ese momento. La vacuna de recuerdo de la tosferina, una dosis en la que también se incluye el tétanos y la difteria, no puede aplicarse actualmente a los niños de esta edad. La medida especial, que se inició en junio de 2015, tiene que ver con el repunte de casos de tosferina en bebés menores de dos meses, que pasó de cinco en 2011 a 23 en 2015 en Extremadura, según los datos que aporta el Servicio Extremeño de Salud (SES).

La introducción de la vacunación a embarazadas en el protocolo hace imposible dar abasto a los niños de seis años y seguir el calendario vacunal establecido. «El propósito de la vacunación frente a la tosferina en la embarazada es proteger a los niños frente a esta enfermedad en sus primeros meses de vida», explica el SES.

La ‘circular sobre uso de vacunas frente a tosferina en los programas de vacunación’ alude a estos detalles. Se trata, tal y como se explica, de realizar una doble protección, a la madre y al recién nacido. Al administrar la vacuna durante la última etapa del embarazo aumentan las defensas de la mujer gestante. Estas defensas, los anticuerpos, pasan a través de la placenta y protegen al recién nacido hasta que éste reciba la primera dosis de la vacuna frente a la tosferina según el calendario de vacunación, que establece que la primera se aplique al bebé a los dos meses de vida. La prevención se intensificó a raíz de varios casos de bebés fallecidos por esta enfermedad antes de los dos meses en 2015 en distintos puntos de España. Se trata de una enfermedad de las vías respiratorias, altamente contagiosa y causada por la bacteria Bordetella pertussis que afecta a niños pequeños y lactantes principalmente. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2013 63.000 niños murieron en todo el mundo por este mal, cuyos síntomas surgen entre siete y diez días después de la infección, e incluyen fiebre, vómitos y secreción nasal.

El problema al que se enfrenta esta comunidad autónoma tiene que ver con una cuestión relacionada con el suministro a nivel mundial y nacional por parte de las dos compañías farmacéuticas que se encargan de fabricar las vacunas que contienen antígenos frente a tosferina. Se ha optado por proteger a los bebés a través de sus madres para evitar dejarles desprotegidos durante los dos primeros meses de vida. El SES quiere dejar claro que los niños de seis años están protegidos contra la enfermedad, puesto que lo que marca el calendario vigente en ese momento es la segunda dosis de recuerdo. Esta segunda dosis «se retrasará hasta que se instaure el suministro de estas vacunas por parte del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e igualdad, el cual, nos consta, está trabajando para subsanar esta cuestión en el próximo año», informa el SES.

Recuerdo

Aunque desde Sanidad no aportan un dato concreto de los niños que pueden verse afectados por esta medida, teniendo en cuenta que la media de nacimientos en 2009 y 2010 (es decir, de los niños que cumplieron los seis años en 2015 o en 2016) es de 9.000, hablaríamos de unos 13.000 menores afectados por este aplazamiento en toda la región. Desde el SES se insiste mucho en que estos pequeños están protegidos contra la enfermedad, puesto que a los dos, cuatro y seis meses son vacunados, y que se asegura la primera dosis de recuerdo a los 18 meses. Tal y como detallan desde el SES este recuerdo puede aplicarse a los «siete, ocho o diez años» sin que surja ningún problema porque la protección ya existe.

La vacuna de la tosferina se aplica en el mismo «pinchazo» junto a la difteria y el tétanos, lo que se conoce como Tdap. Esta vacuna está financiada íntegramente por la sanidad pública. La difteria y el tétanos se consideran también enfermedades muy graves. Esta última puede ser provocadas por raspones o cortes.

El problema de suministro de las vacunas surge también con las «opcionales», es decir las que tienen que financiar las familias, como Bexero, contra la meningitis B . Según los últimos datos en Extremadura hay más de 8.500 familias apuntadas en las listas de espera de las farmacias para adquirirlas.

La Asociación Española de Pediatría recomienda la vacunación frente al meningococo B para todos los niños a partir de los 2 meses de edad. En función de la edad de los niños a los que se vacuna se aplican distinta cantidad de dosis.