Hoy

Nueve voluntarias de la Casa del Mayor dejan la institución al tener problemas con una compañera

Cuatro de las nueve voluntarias que ya no darán talleres. :: l. cordero
Cuatro de las nueve voluntarias que ya no darán talleres. :: l. cordero
  • Pidieron al I.M.A.S. que la trasladaran a otro lugar, pero al no hacerles caso han decidido dejar de impartir talleres

«Nosotras sólo pedimos que a esta voluntaria la quitaran de la Casa del Mayor, porque convivir con ella es muy difícil. Da muchísimos problemas y podían enviarla, por ejemplo, a ayudar en una asociación de vecinos», comenta Inés, voluntaría de la Casa del Mayor de la ciudad de Cáceres, que señala que como el Instituto Municipal de Asuntos Sociales no les ha hecho caso, ella y otras ocho voluntarias han decidido dejar de dar talleres gratis en la Casa del Mayor, ubicada cerca de la Plaza de Toros, en las antiguas dependencias de la Policía Local.

Inés y sus compañeras llevaban cuatro años atendiendo a los mayores, de manera desinteresada, en la institución del Ayuntamiento, «el centro funciona muy bien, empezó con unos 30 mayores y ahora iban unos 400». Ellas daban talleres de cajón de sastre, arreglos, de reciclaje, un taller solidario, otro de trapillo, también uno de pasta de papel y un club de lectura. Comentan que la voluntaria que ha hecho que se vayan también es la responsable de que esté de baja la coordinadora de la Casa del Mayor.

Aseguran estas voluntarias que se sienten ninguneadas, porque han protestado al director del IMAS y no les ha hecho caso.

La concejala de Bienestar Social, Marisa Caldera, ha señalado al Diario HOY sobre este asunto, que ella no va a opinar sobre algo que concierne a las voluntarias, «yo creo que los problemas de cada uno hay que dejarlos fuera de la Casa del Mayor». Indica que es cierto que se han marchado voluntarias, pero los talleres han sido cubiertos con otras nuevas, «lo que sí quiero, es agradecer el trabajo desinteresado de los voluntarios, y animo a que la gente que esté interesada en ayudar a los mayores, se hagan voluntarios».