Hoy

La oposición quiere decidir sobre los proyectos de los fondos europeos

Parque del Príncipe, cuya ampliación fue valorada en 5,5 millones. :: hoy
Parque del Príncipe, cuya ampliación fue valorada en 5,5 millones. :: hoy
  • La aceptación de los 10 millones del DUSI sale adelante en el pleno extraordinario con 22 votos a favor y solo dos en contra, los de CáceresTú

Sí con matices de la oposición municipal a los planes del equipo de Gobierno con el dinero europeo. Serán 10 millones de euros los que se inyectarán en la ciudad a través del plan de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (DUSI). Cáceres ha resultado elegida entre las 255 entidades locales que se presentaron. Con esos fondos el Consistorio prepara 18 líneas de actuación en materia de accesibilidad, integración social o administración electrónica. Uno de los primeros proyectos a los que la propia alcaldesa ha querido dar forma es el de unas escaleras mecánicas en Alzapiernas. También está previsto invertir en la ampliación del Parque del Príncipe. Esa iniciativa forma parte de un corredor verde que conectaría con el casco histórico. El pleno extraordinario votó ayer a favor de aceptar la ayuda concedida. La excepción fue CáceresTú, cuyos concejales cuestionan tanto la política de inversión perfilada como el hecho de que se vaya actuar en áreas en las que «no es necesario».

Ildefonso Calvo, portavoz de la formación ligada a Podemos, hizo una precisión. Y molestó tanto al Gobierno como a Ciudadanos. Matizó, antes de la propia votación, que el sentido de dicho voto era contrario porque se sabía a priori que se iba a imponer el sí y que, por tanto, la recepción de los fondos europeos no peligraba. Finalmente fueron 22 votos a favor y solo dos en contra. Faltó a la sesión por enfermedad la concejala de Ciudadanos María del Mar Díaz.

El Ayuntamiento recibe 10 millones y garantiza que tiene capacidad para completar las ayudas del programa Feder 2014-2020 con otros 2,5 millones adicionales procedentes de fondos propios. Serán, por tanto, 12,5 millones. Es la mayor inversión que se recuerda en la ciudad desde el Plan E del último Gobierno socialista. Entonces Cáceres recibió en dos convocatorias diferentes unos 24 millones de euros que permitieron ejecutar más de un centenar de infraestructuras.

Los grupos de la oposición quieren que se cuente con ellos a la hora de decidir, de forma definitiva, dónde irá el dinero de Europa. Quieren que su opinión se tenga en cuenta para determinar esos nuevos carriles-bici que se perfilan, esas mejoras en accesibilidad, cómo se plantea el corredor natural... La concejala de Economía, María Guardiola, anuncia que se van a convocar «más reuniones de trabajo» y la alcaldesa, Elena Nevado, recordó en el pleno que los ejes están ya determinados pero instó a los grupos políticos «a trabajar juntos».

Aunque tanto Ciudadanos como PSOE defienden que no se podía renunciar a los 10 millones, sí hacen algunas apreciaciones. «No hay modelo de ciudad. Otras inversiones eran más prioritarias. La Ribera del Marco se deja abandonada, con lo que se pierde una gran oportunidad. Coincide, curiosamente, el área de actuación en la que se invierte con el hecho de que se trate de zonas en las que predomina el voto del PP», analiza Luis Salaya. En el grupo socialista lamentan que el proyecto del DUSI se les presentó cuando ya estaba decidido por lo que la participación ha sido más bien relativa. «Esperemos que ahora no ocurra. Que se nos permita participar de verdad y aportar nuestras propuestas», defiende Francisco Hurtado.

«Pedimos al Gobierno que haya más participación de los grupos. Faltan muchos detalles», refrenda Cayetano Polo, de Ciudadanos. Una de las cuestiones sobre las que gira el debate, además, es la del mantenimiento de las dotaciones que se van a ejecutar. «Pedimos infraestructuras sostenibles porque pueden suponer un coste de mantenimiento», avanza Polo.

También Ildefonso Calvo, de CáceresTú, se fijó en ese detalle». Habrá problemas», adelantó tras criticar la ausencia de un modelo de ciudad o la ausencia de soluciones reales a los problemas que diagnostica el documento d el DUSI.

«Es una política de la ocurrencia, sin respuestas para los problemas de movilidad salvo subir el precio del autobús o aumentar la zona azul», critica Calvo.

En la sesión hubo menciones a los recortes. Cáceres quería recibir 15 millones y finalmente serán 10. La concejala María Guardiola (PP) tuvo una salida airosa a la hora de referirse al impacto que tendrá esa reducción presupuestaria. «¿Menos dinero? Nosotros aspirábamos a lo máximo, aspirábamos a un Ferrari, pero estamos contentos. Tenemos un Mercedes, un Audi o un BMW», comparó. Guardiola confirma que se mantienen las 18 líneas de actuación. No se renuncia «a ninguna» de ellas, aunque se hagan con menos dinero.