Hoy

El autobús en el que resultó herida una mujer tuvo que frenar por un corredor

El accidente se produjo en un autobús de la línea 8 a su paso por el puente de Aldea Moret. :: L. CORDERO
El accidente se produjo en un autobús de la línea 8 a su paso por el puente de Aldea Moret. :: L. CORDERO
  • El frenazo hizo perder el equilibrio a uno de los pasajeros del autobús, una mujer de 68 años que cayó al suelo con tan mala fortuna que se golpeó la cabeza

El autobús acababa de dejar la avenida Juan Pablo II para enfilar la avenida de la Constitución hacia el barrio de Aldea Moret y al estar ya a escasos dos o tres metros del primer paso de peatones que hay, el conductor se vio obligado a frenar al ver que cruzaba repentinamente un corredor. El frenazo hizo perder el equilibrio a uno de los pasajeros del autobús, una mujer de 68 años que cayó al suelo con tan mala fortuna que se golpeó la cabeza con un asiento antes de desplomarse sobre el piso del vehículo. El golpe le hizo perder la conciencia en principio y la mujer tuvo que ser trasladada en estado grave por el servicio de emergencias del 112 al Hospital San Pedro de Alcántara, donde ayer por la tarde permanecía ingresada en Urgencias.

El accidente se produjo pasadas las 11,30 de la mañana de ayer cuando un autobús de la línea 8, que cubre el trayecto entre Cáceres el Viejo y Río Tinto, circulaba por la avenida de la Constitución, a la entrada del puente de Aldea Moret. Según explicó a este periódico el gabinete de prensa de la empresa concesionaria del servicio, Subus, el vehículo circulaba despacio a no más de 30 kilómetros por hora y el conductor tuvo que frenar al verse sorprendido por una persona que venía corriendo por el acerado de la parte izquierda en sentido contrario al del bus, haciendo running, y se disponía a cruzar por el paso de cebra que se encuentra antes de llegar al puente. La pérdida repentina de velocidad del vehículo desequilibró a la mujer, que se encontraba de pie, y acabó en el suelo, con un fuerte golpe en la cabeza al impactar contra un asiento.

En el momento del accidente, el autobús estaba ocupada por escasas personas y la empresa considera que el frenazo no tuvo que ser fuerte por la limitada velocidad a la que circulaba el vehículo, lo que no impidió que la viajera perdiera el equilibrio. «Esperamos que todo vaya bien y lo más importante es que se recupere», indicó ayer un portavoz de Subus tras haber visitado a la viajera herida en el hospital un representantes de la empresa y el propio conductor del bus, quien fue el que avisó al 112 tras producirse el accidente.

Urgencia

Los servicios médicos de urgencias se trasladaron al lugar de forma inmediata al igual que una dotación de la Policía Local. Tras ser asistida la herida, fue trasladada, en estado grave, al Hospital San Pedro de Alcántara con traumatismo craneal, según el diagnóstico inicial del 112.

Según informó a este periódico el Servicio Extremeño de Salud, SES, la paciente se encontraba a primera hora de la tarde en observación, ingresada en Urgencias, estable y consciente. Un primer TAC reveló que tenía «hematoma subdural derecho, hemorragia subaracnoidea aguda traumática y fractura temporal», lo que su estado seguía siendo grave.