Hoy

Tres jóvenes esperan un bus en la Plaza de América. :: l. cordero
Tres jóvenes esperan un bus en la Plaza de América. :: l. cordero

Los cacereños no cogen el bus porque les resulta lento

  • Una encuesta incluida en el Plan de Movilidad Urbana revela que los ciudadanos consideran elevado el tiempo de espera en las paradas

El autobús urbano ha perdido cerca de 400 usuarios al día en el último año. En 2015 se contabilizaron 4.244.885 viajeros, frente a los 4.386.837 de 2014. Y en la última década el servicio ha caído un 29 por ciento. ¿Por qué los cacereños viajan cada vez menos en este transporte público?

La respuesta está en el estudio que aparece recogido en el Pimus, el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Cáceres, un documento de trabajo donde se apuntan las alternativas para poner freno al coche y fomentar el uso del transporte público y la peatonalización.

Tras realizar 700 encuestas domiciliarias sobre los hábitos de desplazamientos de los ciudadanos, el informe arroja que sólo el diez por ciento de los viajes totales de los residentes en Cáceres se realizan en transporte público. Se trata, detalla el texto, «de un valor inferior al de otras ciudades de características asimilables por población y configuración urbana».

Entre los motivos alegados por los encuestados para no usar el autobús destaca la lentitud de este medio de transporte. En concreto, el 56,44 por ciento admite que opta por el coche porque es más rápido y considera lento el autobús. Además, hay un 32,34 por ciento que apunta que la razón para no desplazarse en bus por la ciudad es que no hay un servicio adecuado.

Lee la noticia completa en edición impresa y Kiosko y Más