Hoy

Un incendio obliga a desalojar 11 casas de campo de la Montaña

vídeo

Uno de los helicópteros del Infoex en las tareas de extinción pasadas las 14,30 horas. :: a. méndez

  • El Infoex ha desactivado a las 09.30 horas el nivel 1 de peligrosidad

El Plan de Lucha Contra Incendios Forestales de Extremadura (Plan Infoex) ha desactivado a las 09.30 horas del domingo el Nivel 1 en el incendio declarado en la tarde de ayer en Cáceres.

Durante la noche no se ha producido ninguna reactivación en el perímetro del incendio, que se encuentra estabilizado.

Hoy se mantendrán en la zona tres brigadas de retén, dos camionetas, un camión autobomba, un agente del medio natural y un coordinador técnico.

El fuego causó gran alarma y fue necesario desalojar hasta casi una docena casas de campo, pero al final el incendio fue controlado sin mayores consecuencias en menos de dos horas por la rápida intervención de los efectivos de la lucha contra incendios, con la utilización de hasta tres helicópteros a la vez. No hubo que lamentar daños personales más allá del susto y el nerviosismo de algunos afectados.

El incendio se originó sobre las 14 horas al salir ardiendo previamente y de forma fortuita un coche que se encontraba en la calleja de la falda de la Montaña, en la parte de la solana, junto a la finca denominada 'El Quijote'. Según informaron a HOY testigos presenciales, el fuego se extendió de manera rápida hacia arriba y llegó hasta la altura de la carretera del Santuario de la Virgen de la Montaña, a la última curva. Las llamas continuaron por el camino que va al Portanchito, donde fue finalmente controlado y perimetrado el incendio por los efectivos de lucha contra el fuego. En las labores de extinción colaboraron efectivos del Plan de Lucha contra incendios de Extremadura, Infoex, así como bomberos del Servicio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios, Sepei, con la colaboración de dotaciones de la Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil, además del servicio de emergencias 112.

Las llamas subieron hasta la última curva de la carretera de la Montaña y el camino al Portanchito.

Las llamas subieron hasta la última curva de la carretera de la Montaña y el camino al Portanchito. / A.M

La rápida propagación hizo necesario ordenar el desalojo de 11 casas de campo de la zona, con unas 25 personas afectadas, aunque nadie corrió peligro en ningún momento. El Infoex informó de que había activado a las 14,32 horas de ayer sábado el nivel 1 de peligrosidad por un incendio en la Montaña debido a la cercanía de una serie de edificaciones aisladas. Según informó la Junta, en la zona fueron movilizados tres helicópteros, tres autobombas, tres retenes terrestres más otras dotaciones de apoyo del Sepei. El incendio afectó a una pequeña zona de olivar. No han sido más de dos hectáreas.

Controlado

Sobre las 15.30 horas se podría considerar ya controlado y perimetrado, aunque los bomberos continuaron toda la tarde en la zona para refrescar el terreno y evitar cualquier tipo de rebrote. Las familias desalojadas fueron autorizadas a volver a sus casas pasadas las 17 horas.

Vista del incendio desde Cáceres.

Vista del incendio desde Cáceres. / HOY

«Estábamos comiendo y nos avisaron de que había un incendio; hemos salido tranquilamente y hemos bajado los coches», explicó a este periódico Filomena Labrador, quien se encontraba en su casa junto con su marido y otros familiares. Es una casa de segunda residencia, como casi todas las de la Montaña. Algunas personas sí viven todo el año en la zona, como Samuel Iglesias y su pareja. Desde hace tres meses residen en su casa de la Montaña: «en el momento del incendio yo no estaban. Mi pareja es quien estaba dentro y ha tenido que salir con lo puesto y con los tres perros que tenemos», explicó Iglesias. Más allá del revuelo, la alarma y los nervios, el incendió no causó daños personales, aunque quemó arbolado y vegetación de las inmediaciones de las casas.

El fuego sí levantó gran expectación tanto entre los residentes de la zona como entre las personas que suelen subir al Santuario de la Montaña y entre los participantes en las actividades religiosas que se celebraban al mediodía de ayer en el centro diocesano de espiritualidad 'Virgen de la Montaña', con la presencia del propio obispo de la Diócesis de Coria-Cáceres, Francisco Cerro. Las monjas del centro se preocuparon de refrescar los accesos con mangueras.