Hoy

Se marchan del Cefot 411 soldados y llegan 657 el día 24

vídeo

Los nuevos soldados lanzaron al aire sus boinas al terminar el acto militar en el Cefot. :: armando

  • Carlos José Palma González, gaditano de 24 años, ha sido el militar con mejor calificación del primer ciclo de alumnos de tropa del año 2016

Cuando se deshizo la formación militar en la explanada del acuartelamiento Santa Ana, cuatrocientos hombres y once mujeres celebraron su nueva condición de soldados profesionales lanzando al aire sus boinas militares. Es la imagen del acto de clausura del primer ciclo de alumnos de tropa del año 2016 que tuvo lugar ayer por la mañana.

Antes de esa escena, el coronel José María Iglesias Gómez, director del Centro de Formación de Tropa de Cáceres les había recalcado su situación actual: «Dejáis de ser alumnos para pasar a ser soldados de verdad, soldados a los que se os van a exigir mucho, pero podréis disfrutar de la que puede ser la mejor profesión del mundo». Alabó su trabajo y profesionalidad, indicando que, «nadie os ha regalado nada», y que iban a ir destinados a unas unidades en donde se les iba a exigir mucho, pidiéndoles que a donde quiera que vayan ejercieran como embajadores del Cefot número 1 de Cáceres, «porque formáis parte de este Centro para siempre». Antes de terminar el acto, los soldados dieron los vivas reglamentarios: a España, al Rey y al Ejército, recitando a voz en grito el decálogo del soldado.

Clausurado el ciclo, el coronel señalaba a los medios de comunicación presentes, que el día de ayer era muy importante para los nuevos soldados, pero también para los militares que les han formado a lo largo de más de cuatro meses, «para nosotros también es importante porque vemos el resultado del trabajo que se ha realizado».

Los 411 jóvenes han tenido en Cáceres dos etapas en su formación: Primero han recibido una formación general que ha durado nueve semanas, realizando el acto de la jura de Bandera antes de tomar unos días de vacaciones de verano; luego volvieron al Cefot y realizaron la segunda etapa, con siete meses de formación específica.

Número uno

En el acto de ayer se entregó el diploma al alumno con mejor calificación, a Carlos José Palma González, gaditano de 24 años, que tiene la diplomatura de Magisterio en Educación Física y la licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Él logró tener un puesto como alumno en la primera ocasión que se presentó. Reconoció que la experiencia fue dura al principio, «pero ha ido todo mejorando día a día con la ayuda de los compañeros, de mi familia y de mi novia».

Ahora los 411 nuevos soldados disfrutarán de diez días de permiso antes de ocupar las unidades que han elegido. En el caso del número 1 del ciclo, irá al Regimiento Arapiles 62 de Cazadores de Montaña, en Barcelona. Sus compañeros serán destinados al País Vasco, Galicia, Botoa, Córdoba, Madrid, Ceuta, Almería, Melilla, Ronda o a la unidad de montaña en Jaca.

Una vez que completan su formación en estas unidades, al año o año y medio pueden ser llamados a participar en una misión en el extranjero, en el Líbano, Chad, Somalia, Mali...

El centro de Formación de Tropa de Cáceres queda sólo unos días libre de alumnos, ya que el 24 de octubre, lunes, vendrán más jóvenes, del segundo ciclo del año 2016.

Se espera a 657, una cantidad bastante más elevada que los 411 del primer ciclo. A Cáceres vienen más jóvenes que al Cefot número 2, ubicado en San Fernando, en Cádiz.

Los nuevos alumnos jurarán bandera a finales de diciembre y una vez que disfruten de las vacaciones de Navidad, volverán al Centro de Formación de Tropa de Cáceres en donde pasarán a ser soldados profesionales a mediados del mes de febrero.

Bajo la dirección del coronel José María Iglesias, el Cefot de Cáceres ha logrado olvidarse de los pasados temores de un cierre de las instalaciones, teniendo ya la tranquilidad de tener dos ciclos de formación cada año.