Hoy

La Inspección municipal ve «incumplimientos graves» en la contrata del agua

  • Entre las infracciones que se achacan a Canal figuran inversiones paradas, obras sin ejecutar, menos trabajadores y medios y demoras en las averías

Nueve trabajadores menos de los que ofreció, una docena de vehículos menos, obras como los laboratorios de la estación de agua potable sin ejecutar, inversiones paradas, informes sobre la autorización de vertidos que no se envían en los plazos marcados, el plan director del servicio sin presentar... Son algunas de las deficiencias que observa la Inspección técnica del Ayuntamiento en la contrata del agua desde su reincorporación al servicio en abril de 2015. Varias de esas infracciones, frente a mejoras comprometidas o el pliego de condiciones, se consideran «incumplimientos graves», tal y como denuncia el concejal socialista Andrés Licerán. El caso se abordó en la Comisión de Contratación, en la que el equipo de Gobierno informó que ya está sobre el asunto para tomar medidas.

«Llegan tarde. Preguntamos hace meses porque nos constaba que había un incumplimiento sobre el número de trabajadores que tienen y el que debían tener. Ahora vemos que es más grave. Sobre todo porque lo que dice el requerimiento no es de hoy, sino de julio», señalan en el grupo municipal socialista. Andrés Licerán se fija en que, según contempla el pliego de condiciones, esos incumplimientos pueden suponer sanciones «entre 6.000 y 36.000 euros». Recuerda que el documento que la Inspección envía a Canal de Isabel II concluye que la empresa «no ha cumplido con todo lo estipulado en el contrato». Dicho requerimiento se mandó el 11 de julio y el Gobierno aún sigue a la espera.

Los representantes socialistas en la comisión de Urbanismo, Andrés Licerán y Paco Hurtado, apuntan que hace ya nueve meses que pidieron información. «Seis meses después, tras darnos largas sobre este asunto, ahora se observan estas graves infracciones», concluyen. El PSOE reclama que se sancione a Canal «como marca el pliego de condiciones». De no ser así, se exigirán responsabilidades políticas.

Canal debía tener 98 trabajadores y cuenta con 89. A su vez, frente a los 41 vehículos ofrecidos dispone de 29. Tampoco ha mejorado sus oficinas ni ha puesto en marcha los equipos de mantenimiento avanzado. Otras mejoras que debían ejecutarse en el primer año ('bye pass' y nuevo colector en la Montaña) eran de urgencia y aún se esperan. No hay plan director, ni analíticas del plan de control. Tampoco han empezado la mayoría de las obras que anunció la Junta de Gobierno en marzo. Ni siquiera se han renovado 10.000 contadores que han llegado al final de su vida útil. Las averías tardan en solucionarse.

El Ayuntamiento acusó ayer de «oportunista» al PSOE y anunció que ya ha iniciado los expedientes «para solicitar información sobre la gestión» a Canal. Si la respuesta «no es satisfactoria, al equipo de Gobierno no le temblará el pulso a la hora de tomar la decisión que sea pertinente», aclara el Consistorio. La empresa no se pronuncia.