Hoy

Las tuberías de la red de agua se purgan para combatir la legionela

La Fuente Luminosa ha sido una de las instalaciones de este tipo analizadas por el SES en busca de posibles focos, con resultado negativo.
La Fuente Luminosa ha sido una de las instalaciones de este tipo analizadas por el SES en busca de posibles focos, con resultado negativo. / L. C.
  • El SES ha ordenado la medida para aumentar el poder del cloro sobre la bacteria, causante de las últimas cinco infecciones

Cloro para combatir la bacteria de la legionela. Es una medida habitual que se lleva a cabo en las conducciones de agua cuando se detecta una infección en determinados edificios de uso público o en domicilios particulares, pero se suele aplicar de forma limitada a las tuberías de agua de esos inmuebles afectados. Sin embargo, en este caso el Servicio Extremeño de Salud (SES) ha ordenado intervenir sobre la red de abastecimiento de agua de una ciudad, Cáceres, en toda la zona del centro antiguo, que abarca los puntos donde se localizan las viviendas de los últimos cinco enfermos infectados. Se ha decidido purgar las tuberías para renovar el agua, de tal manera que la nueva que llega a la red contiene un cloro más eficaz, por ser de entrada reciente, para poder eliminar la bacteria de la legionela. No es que se vaya a hiperclorar el agua, pero sí se garantiza un mayor poder desinfectante del cloro, sin que los ciudadanos vayan a notar nada en cuanto a olor o sabor.

La intervención en la red de abastecimiento fue decidida ayer por los responsables de la Dirección de Salud del área de Cáceres, que se reunieron con responsables del Ayuntamiento y de la empresa concesionaria del agua, Canal de Isabel II, para preparar un operativo que comenzará a aplicarse a partir de hoy martes y continuará varios días.

Según ha podido saber este periódico, la intervención consiste en una purga de las tuberías del agua, en principio centrada en las conducciones del centro antiguo de la ciudad, el área urbana donde están los domicilios de los últimos cinco infectados o los lugares que han frecuentado antes de contraer la enfermedad. Sin embargo, la purga podría ampliarse al conjunto de la red de la ciudad para mayor prevención.

Análisis

Tras la aparición de las infecciones de legionela este verano, el SES ha llevado a cabo análisis en distintos puntos de la ciudad, tanto en los domicilios de los afectados como en lugares y centros frecuentados por ellos así como en edificios de uso público, torres de refrigeración, fuentes y sistemas de riego. De momento, sólo se ha encontrado presenciad de la bacteria en las viviendas de los infectados, donde los responsables sanitarios han realizado intervenciones de choque con la limpieza de las conducciones de agua de los domicilios y la hipercloración de las mismas. Ahora se trata de ampliar la prevención y aplicar el cloro en toda la red del agua, en torno a los focos de infección detectados e incluso en el conjunto de la capital cacereña.

El cloro gana en eficacia al renovarse el agua mediante la purgación de las tuberías. Así, se puede decir que el cloro llega antes a determinados puntos de la red que están más alejados de los tramos más cercanos al depósito de distribución de la Montaña. Técnicamente no se puede hablar de hipercloración del agua, que es una de las medidas habituales para luchar contra la infección de legionela en las conducciones de agua, pero sí se garantiza el mismo efecto. De esta manera se consigue, además, que los consumidores no aprecien un aumento del sabor a cloro en el agua que beban a partir de hoy, como tampoco se prevén problemas de presión en los grifos de los domicilios.

La purga consiste, como la que se practica en el ámbito doméstico en los circuitos internos de los radiadores de la calefacción, por ejemplo, en dejar escapar agua de la red. Ello supone que se producirán unas pérdidas de reservas en una época en la que el pantano se encuentra a poco más del 40 por ciento de su capacidad. En todo caso, se ha previsto que el agua que se retire de la red pase a los camiones de la empresa concesionaria de la limpieza, Conyser, para utilizarla en el baldeo de las calles.

La intervención en la red del agua de Cáceres fue apuntada el sábado por el consejero de Sanidad, José María Vergeles, quien señaló que la aplicación del tratamiento de cloro en el conjunto de la ciudad para prevenir posibles futuras infecciones se determinará en coordinación con los técnicos del Ayuntamiento y de la empresa concesionaria del agua.