Hoy

Vecinos de Cáceres pagan en su recibo del agua el tarifazo de Sierra de Fuentes

Un hombre pasea por las inmediaciones de la Montaña, con viviendas al fondo. :: l. cordero
Un hombre pasea por las inmediaciones de la Montaña, con viviendas al fondo. :: l. cordero
  • Propietarios de la Montaña acuden en busca de ayuda al Ayuntamiento, ya que el metro cúbico les cuesta 3 euros y las facturas se han disparado

No solo los vecinos de Sierra de Fuentes son víctimas del tarifazo del agua. También hay cacereños, residentes en la capital, que han visto cómo se dispara la factura que pagan. Desde hace unos meses, el recibo se ha convertido en un serio problema para ellos. Son propietarios de casas de campo en zonas como la falda de la Montaña o el camino de la Mina de San José de Valdeflores. Protagonizan una paradoja que les empieza a salir cara. Viven en la ciudad, pero pagan en Sierra de Fuentes. Y el precio del agua allí es bastante más alto.

Dentro de las medidas de control que aplica el consistorio sierrafuenteño está la llamada 'tarifa especial' para 56 contadores que siguen conectados a la que se conoce como 'tubería vieja'. La cuota mensual es de 20,08 euros mensuales. A ello se suma que el metro cúbico ahora les cuesta tres euros.

Los afectados se han dirigido al Ayuntamiento de Cáceres para solicitar una especie de 'rescate'. «Somos de aquí, queremos pagar en Cáceres y no en Sierra de Fuentes. Porque el precio es exagerado», confiesa uno de ellos.

La situación es singular. En la ciudad se aplican unas tarifas y el concesionario del servicio es Canal de Isabel II. En Sierra de Fuentes se pagan otras y la concesión la tiene Acciona. Estos vecinos, cuyas viviendas se encuentran diseminadas, pagan fuera lo que consumen aquí. Quieren ser abonados del servicio en Cáceres. Creen que tienen derecho a ello como residentes que son, aunque no se trata tanto de una cuestión sentimental sino puramente económica. A los 40,16 euros que les cuesta el agua en concepto de «cuota de servicio» cada bimestre hay que añadir esos tres euros en que se fija el metro cúbico. Todo un lujo. Agua a precio de oro.

La alcaldesa de Sierra de Fuentes, en una asamblea informativa celebrada en julio a propósito de los problemas con el servicio y el coste, ya dio detalles. Esa 'tarifa especial' aplicada ahora a 56 propietarios, según dijo, forma parte de las medidas para evitar el descontrol que existía.

La versión es que los propietarios hasta ahora solo asumían una pequeña parte del agua que consumían. Con la nueva tarifa «se hacen cargo de toda la cantidad que reciben», indicó en la asamblea la regidora. Sierra de Fuentes quiere que sea Canal quien «se haga cargo». Los propietarios también están en esa línea, aunque siempre que se les aplique la tarifa de Cáceres. No lo tienen nada fácil.

De momento, han acudido al Ayuntamiento de Cáceres en busca de ayuda. Allí les han atendido responsables municipales y técnicos. No hay ningún inconveniente en que se sumen a la red general de abastecimiento, pero lo que no va a hacer el Consistorio es asumir una tubería antigua y en la que se producen numerosas pérdidas. El enganche sería por cuenta de los propios interesados. Esa alternativa, sobre la que se trató en la Comisión de Fomento, Medio Ambiente y Servicios Públicos, celebrada el pasado miércoles no la puede costear el Consistorio.

«No nos dan ninguna solución. Pero es algo tan sencillo como poder pagar en Cáceres a nuestro ayuntamiento. Los recibos son inasumibles. El último ronda los 400 euros», cuenta el cabeza de familia cuya factura no engaña. El documento es muy simple. Lo expide Acciona. Se contabilizan 102 metros cúbicos. En total, 306 euros. Más la cuota de servicio (otros 40,16) y el IVA, 380 euros en total. «Antes no llegábamos a 100. Esto se nos va de las manos», señala este afectado. «Pedimos al Ayuntamiento que se haga cargo de la tubería y pagar el agua en nuestra ciudad», resumen.

La tarifa especial no incluye otros conceptos que sí pagan los abonados de Sierra de Fuentes como canon de saneamiento, mantenimiento de la red de residuales, ni siquiera el canon autonómico. Se trata de una situación singular, con tarifazo propio. Son los cacereños a los que el agua les cuesta como si vivieran en Sierra de Fuentes, a pesar de que sus casas se encuentran en el término municipal de Cáceres.