Hoy

400 niños se ponen el gorro de chef

fotogalería

Las familias disfrutaron con la preparación de un plato. :: l. cordero

  • La Plaza Mayor de Cáceres acogió la iniciativa 'Cocina en familia' con Javier Peña

Limpios y relucientes con sus gorros y sus mandiles blancos, 400 niños y sus familias convirtieron ayer la Plaza Mayor de Cáceres en una enorme cocina llena de color, contrastes y exotismo. Hacia la una y media de la tarde el segundo turno de los participantes en la actividad 'Cocina en familia' salía sonriente y con una especie de barquita de bambú en la mano con el plato preparado. «Son rollitos vietnamitas» explicaba una madre, Sonia Gijón, que había acudido a la cita con sus dos hijas y su sobrina. «Ha sido muy entretenido y muy bonito para los niños, a las niñas les ha gustado y él es muy simpático». Se refería Sonia al cocinero Javier García Peña, conocido como Peña tras su paso por el concurso televisivo Top Chef, de Antena 3.

Peña, junto a otros 15 cocineros del restaurante Sibaritas Klub, se encargaron de guiar a todos estas familias para llevar a cabo una receta que muchos degustaban casi en el momento, sin poder esperar. La iniciativa la organizó EspañaDuero para fomentar el ocio entre todas las generaciones de las familias. Repartió invitaciones entre los distintos padres, aunque la iniciativa pudo disfrutarse por todos a través de una pantalla gigante y megafonía.

José Manuel Vicente, uno de los organizadores de esta cita, subrayaba la importancia de buscar lugares de encuentro entre los padres y los niños. «Les llevamos a actividades extraescolares o a deporte pero nosotros nos quedamos fuera, les vemos desde la grada, y aquí se interactúa con ellos». También quieren difundir los hábitos de vida saludables, ya que en la receta que elaboraron se incluía fruta, verdura y pescado. La preparación de este plato no requería ningún tipo de proceso con fuego, por lo cual la seguridad estaba más que garantizada teniendo en cuenta que por ella pasaban niños de entre 5 y 12 años. «Cuando lo hacen ellos no solo lo quieren probar sino que sus papás lo prueben», destacaba Vicente. «Se fomenta el trabajo en equipo, la higiene, intentando que mantengan limpio su puesto de trabajo, y es muy divertido». El efecto de los gorros y los delantales (un obsequio que todos ellos pudieron llevarse a su casa) en la Plaza Mayor, era muy visual. Esta iniciativa ya se ha realizado en Valladolid, León, Salamanca, Zamora y Soria. Después de su parada en Cáceres inician ruta por Andalucía, con primera parada en Málaga.

Pequeños cocineros

La cocina se ha convertido en un atractivo para los niños, con iniciativas como los concursos televisivos. Todos quieren cocinar, y muchos de ellos ayudan en sus casas, como Leticia Román, de siete años, que acudió con sus amigas Paula y Paola. «Me gusta cocinar, ayudo a mamá y hago tortilla francesa y un flan», explicaba con timidez. Paula y Paola también cuentan que les ha encantado eso de cocinar al alire libre el domingo por la mañana.

Ana Claudia y Esperanza, alumnas del colegio Licenciados Reunidos de 4º de Primaria, explican también que son las perfectas pinches de cocina de sus padres. De un tiempo a esta parte se han articulado actividades extraescolares que tienen la cocina como protagonista, y también talleres puntuales o campamentos de verano que pretenden sacar el chef oculto en los niños. Una forma de ser independientes y de desarrollar su creatividad.