Hoy

Méndez de Vigo: "La evaluación final de Bachillerato es la adecuada"

  • El ministro de Educación, Cultura y Deporte ha intervenido hoy en la inauguración del curso universitario 20016-2017, presidida por el Rey

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha asegurado hoy que la evaluación final de Bachillerato "es conforme a los requisitos legales y adecuada a las necesidades de los alumnos y sus familias".

El ministro, que ha intervenido en la inauguración del curso universitario 2016/1017, acto presidido por el rey Felipe VI en Cáceres, ha agradecido "la colaboración, el entendimiento y el esfuerzo conjunto" realizado con la Conferencia de Rectores de la Universidades Españolas (CRUE) "para dialogar, escuchar, encontrar zonas comunes de entendiendo y llegar a acuerdos".

Méndez de Vigo ha insistido en que "la educación es una cuestión de Estado" y por ello ha propuesto a la comunidad educativa "continuar el camino de la colaboración" para ser capaces de avanzar y responder a lo que la sociedad y los ciudadanos reclaman.

Asimismo, ha agradecido al rector de la Universidad de Extremadura y presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, Segundo Píriz, "el entendimiento y la voluntad de llegar a acuerdos" de su organización para "flexibilizar" la duración de las titulaciones universitarias.

Todo ello, según ha expuesto, con el objetivo de "dar seguridad a estudiantes y empleadores en relación a las competencias adquiridas", siempre en busca "de una mejor universidad y un mejor futuro para nuestros jóvenes".

Tras apuntar que el sistema universitario español está compuesto por 84 universidades -públicas y privadas-, ha subrayado la labor que en el ámbito universitario realiza su ministerio, y que pasa por propuestas como "garantizar el derecho a la educación destinando las mayores partidas presupuestarias en becas y ayudas al estudio, así como alinear los objetivos nacionales con la Agenda Educativa Europea 2020".

Méndez de Vigo ha apostado por establecer un nuevo modelo de organización y financiación de las Universidades basado en la calidad de la oferta académica, dedicación del profesorado y excelencia a partir de sistemas transparentes de contabilidad y resultados en docencia, investigación y transferencia de resultados.

A ello se suma la necesidad, tal como ha desgranado, de establecer una carrera docente de profesores universitario, laboral y funcionarial, a través de un ordenamiento que establezca los derechos, los deberes y el reconocimiento de su actividad.

Otras de las propuestas apuntadas por el ministro son las de flexibilizar y facilitar la movilidad del profesorado universitario entre instituciones y entre sectores; crear un sistema permanente de información sobre inserción laboral de los egresados, por universidades y titulaciones, y revisar y simplificar todos los trámites administrativos relacionados tanto con la gestión como con la evaluación de títulos, de profesores o de otras actividades.

"El sistema universitario es un factor de atracción de la inversión y un catalizador en el círculo virtuoso del crecimiento y la creación de empleo, además de desempeñar un papel fundamental en la cohesión social de un país", ha dicho.