Hoy

Emocionado recuerdo a Germán Ferrero en los jardines Pedrilla

Javier Martín, la familia de Germán Ferrero y autoridades anoche en el acto. :: Jorge rey
Javier Martín, la familia de Germán Ferrero y autoridades anoche en el acto. :: Jorge rey
  • El cooperante Javier Martín recibió el galardón solidario que lleva el nombre del desaparecido dirigente vecinal

«La Luna camina despacio; pero, paso a paso, atraviesa el mundo». Con este dicho africano el cooperante internacional extremeño Javier Martín Pérez, terminó ayer por la noche su intervención en los jardines del Museo Pedrilla, una vez que recibió el primer premio Germán Ferrero a la Trayectoria Solidaria y el Compromiso Social, que concede la Agrupación de Asociaciones Vecinales de Cáceres.

Con esa frase venida de África, el miembro de la oenegé Movimiento Extremeño por la Paz, destacó que es importante que todas las personas e instituciones luchen por un mundo con iguales oportunidades y derechos para todos, pudiendo así, poco a poco, cambiar el mundo. Recordó que él nació en Segura de Toro, una pequeña localidad del Valle del Ambroz, y que de niño vivió una situación similar a la que viven ahora muchos niños de África, «no había agua, ni médico, jugábamos en la calle con pelotas de trapo, y nos daban leche en polvo y queso americano». Señaló que en África, donde trabaja como cooperante seis meses al año, explica que él viene de una región, Extremadura, que ha pasado de recibir ayuda a darla.

Dedicó el premio, que recibió de manos de la alcaldesa Elena Nevado, y de David Barcenilla, presidente de la Agrupación de Asociaciones Vecinales, a los cooperantes, insistiendo en que«no habrá paz mientras exista hambre en el mundo».

La entrega del premio se realizó ante unas 150 personas, presentando el acto las periodistas Cristina Núñez (Diario HOY) y Paula Almonacid (SER). Hubo actuaciones musicales como las de Alonso Torres y Bea Macías que cantaron 'Gracias a la vida'; Manuel Cobos que interpretó su 'Patria es humanidad' de Bendetti, y la soprano Rosario Cruz.

Era la primera entrega de los premios Germán Ferrero, dirigente vecinal ya fallecido, y se concedió el premio honorífico a su viuda Marisa León. Fueron varias las intervenciones que alabaron la figura de Ferrero, que murió el 28 de julio de 2013 a los 67 años, cuando era presidente de la asociación de vecinos Vía de la Plata.