Hoy

Menores que ofrecen sexo en internet sin saberlo

En las últimas reformas en el Código Penal, de marzo de 2015, se establece como un nuevo delito lo que se denomina como 'stalking' o acoso ilegítimo. Se castiga más ahora el uso indebido de los datos personales para adquirir productos o mercancías, o contratar servicios o hacer que terceras personas se pongan en contacto con ella, siempre que se lleve a cabo de forma reiterada e insistente, sin estar legítimamente autorizado y alterando gravemente el desarrollo de la vida cotidiana de la persona.

La fiscalía de Cáceres investigó tres de estos casos, en el que los números de teléfonos de las víctimas, «generalmente menores», son publicados en redes sociales junto con alusiones a ofrecimientos sexuales. «La identificación del autor no se ha podido llevar a cabo - señala la fiscal -, por cuanto estas publicaciones se realizaron en páginas que no exigen registro para tomar parte de ellas. Estás páginas son Yodel y Badoo, entre otras».

Se comenta también el caso de injurias proferidas en una página web contra el alcalde de una localidad de la provincia, acordándose en la sentencia la retirada de los comentarios injuriosos.