Hoy

El Consistorio desistirá de ir a los tribunales si la Junta garantiza que pagará el IBI

Centro de salud San Jorge, en Moctezuma, uno de los inmuebles propiedad de la Junta en Cáceres.
Centro de salud San Jorge, en Moctezuma, uno de los inmuebles propiedad de la Junta en Cáceres. / A. M.
  • Esperará a recibir la contestación oficial del Gobierno regional al requerimiento de pago que se aprobará en el próximo pleno municipal

Que el compromiso se traduzca en una contestación oficial y con garantías de cumplimiento. Es lo que espera el Gobierno municipal antes de desistir de acudir a la los tribunales para reclamar a la Junta de Extremadura que pague lo que adeuda por IBI a la ciudad, 3,7 millones de euros. Son cantidades que se arrastran desde hace 20 años, aunque la mayor parte, 1,1 millones, corresponden al ejercicio de 2015.

«Esperaremos a que la Junta de Extremadura conteste al requerimiento de pago que le enviaremos y en función de lo que nos diga tomaremos una decisión», afirma la concejala de Economía, María Guardiola, sobre el anuncio de que la administración regional pagará la deuda de IBI que mantiene con los ayuntamientos de la región, entre ellos el de Cáceres. De momento, el Ayuntamiento no interrumpe el calendario del proceso iniciado para acudir a la vía judicial con el fin de cobrar la deuda. Si embargo, si la Junta garantiza en su contestación al requerimiento que pagará lo que debe y da los pasos para ello, el Consistorio desistirá de ir a los tribunales.

Todavía no se ha enviado el requerimiento de pago, aunque en la última comisión de Hacienda, celebrada el día 13 de septiembre, se aprobó presentarlo, con los votos del PP y Ciudadanos y la abstención del PSOE y CáceresTú. Debe ser aprobado en el pleno de octubre y es un paso previo para la reclamación judicial.

Aunque la concejala de Economía se remite a la decisión que se tome una vez recibida la contestación de la Junta a ese requerimiento que aún no se ha enviado, reconoce que es motivo de satisfacción cualquier medida que pueda significar saldar las deudas con los ayuntamientos. Como ha informado este periódico, la Junta pagará la deuda de IBI a través de las diputaciones de Cáceres y de Badajoz, cuyos organismos de recaudación adelantarán el abono de tal deuda a partir de 2017, y en este ejercicio, el Gobierno regional pagará ya sin demora alguna el tributo, de manera que no acumulará más atrasos. A su vez, la Junta saldará la deuda con las diputaciones en un plazo de siete años.

2.000 inmuebles

En Cáceres ciudad, la Junta tiene que pagar IBI por unos 2.000 inmuebles de su propiedad, lo que supone más de 700.000 euros anuales. «Nos alegramos de que la Junta tome medida para aliviar la situación económica de los ayuntamiento», afirma Guardiola, para añadir que se trata también de que la administración cumpla con sus obligaciones tributarias, «como cualquier ciudadano». En todo caso, la concejala señala que el anuncio hecho debe materializarse, concretarse y hacerse realidad.

El pago de la deuda será posible gracias a un acuerdo alcanzado el pasado día 19 entre el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, y los presidentes de las diputaciones provinciales de Cáceres, Rosario Cordero, y Badajoz, Miguel Ángel Gallardo. Aunque falta por concretar detalles de cómo se materializará el pago. Según explicó Miguel Ángel Gallarado, las dos diputaciones firmarán un convenio con la Junta por el que esta administración pagará en siete años la deuda atrasada a los organismos provinciales de recaudación y estos trasladarán el abono a los municipios. Tanto Cáceres capital como el resto de ayuntamientos tienen encomendado el cobro de tributos al Organismo Autónomo de Recaudación y Gestión Tributaria, OARGT. Desde la Diputación cacereña se ha señalado a HOY que todavía no puede concretar cómo se hará este pago porque el convenio «está en proceso de elaboración».