Hoy

El comercio de Pintores pide activar las cámaras de vigilancia ya puestas

En primer plano, una de las tres cámaras instaladas en Pintores en el año 2007. Están camufladas dentro de farolas. :: jorge rey
En primer plano, una de las tres cámaras instaladas en Pintores en el año 2007. Están camufladas dentro de farolas. :: jorge rey
  • El sector defiende su uso como herramienta disuasoria contra robos en las tiendas y grafitis en las fachadas

El robo ocurrido el martes por la tarde en la zapatería 'Mamen Peña' de la calle Pintores ha resucitado una antigua reivindicación del sector comercial del casco viejo de la ciudad. Los empresarios quieren que se activen las cámaras de vigilancia instaladas en la vía pública en el año 2007 como medida disuasoria para evitar actos delictivos como el de esta semana o la realización de grafitis en las fachadas de los establecimientos, un mal que preocupa no sólo al comercio sino a instituciones como el Consorcio Cáceres Ciudad Histórica.

El hecho es que a pesar de llevar nueve años colocadas, las cámaras nunca han llegado a funcionar porque el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura no autorizó su uso, según recuerda Mari Ángeles Costa, la gerente de Aeca (la Asociación de Empresarios del Comercio de Cáceres). Esta asociación fue la encargada de pagar y colocar las tres cámaras existentes dentro del proyecto de creación del Centro Comercial Abierto, que incluyó otras medidas como el adecentamiento de los establecimientos o la instalación de toldos. Dos de las cámaras están situadas en la fachada de la tienda infantil 'Kiddy's Class' y la tercera se encuentra en la unión de Pintores con Moret, junto al bar 'Lizarrán'.

El principal argumento empleado por el TSJEx para no autorizar el uso de estas cámaras en plena vía pública es que en Cáceres no existe un índice de delincuencia que justifique una medida de este tipo. Hay que recordar que la instalación de videocámaras en la calle está regulada por la Ley Orgánica 4/1997, de 4 agosto, donde se especifica que tiene que existir riesgo concreto, específico e importante para que se autorice una medida de esta naturaleza. En el último estudio elaborado por el Ministerio del Interior, Cáceres aparece como la segunda capital de provincia más segura, por detrás de Teruel.

Sin embargo, los comerciantes no logran entender por qué no se utiliza un recurso ya existente con fines disuasorios. «Si Aeca pone las cámaras será por algo. Sería muy interesante que estuvieran activas. Entendemos a las personas que quieren el respeto a la intimidad, pero la seguridad está por encima de todo», indica Diego Mostazo, el presidente de la asociación de comerciantes y hosteleros Zona Centro. Por otro lado, precisa, no considera necesaria más presencia policial porque los agentes suelen patrullar la zona a diario.

Muy partidario de la puesta en marcha de las cámaras de vigilancia es Federico Crespo, el gerente de la zapatería donde se produjo el robo del pasado martes. «Serían una buena medida disuasoria no sólo para el robo, sino para cualquier otro tipo de fechoría. Estamos en la zona histórica y las cámaras deberían estar permitidas hasta para garantizar la seguridad de los propios turistas», resume. Si las cámaras hubieran estado activadas, es probable que hace dos días hubieran grabado al joven que entró en 'Mamen Peña', abrió la caja registradora y, al ser sorprendido por la empleada, echó a correr. Se llevó 30 euros en metálico.

Varios intentos

Tras su instalación en noviembre de 2007, Aeca hizo varios intentos para conseguir obtener luz verde a la activación de sus cámaras. «Nos reunimos un par de veces con el TSJEx, pero no conseguimos nada», resume Mari Ángeles Costa. Su última petición estuvo avalada por el Ayuntamiento de Cáceres y por la Policía. Recuerda, además, que todo el mecanismo asociado a las cámaras se encuentra en dependencias policiales porque la asociación siempre tuvo claro que debían ser los agentes locales quienes tenían que custodiar y tener acceso directo a las grabaciones.

«Si los comerciantes quieren, volveremos a pedir permiso», resume la gerente de Aeca mientras subraya que hay otras ciudades españolas donde este tipo de cámaras sí están activas, aunque en Extremadura no hay precedentes de este tipo.

El organismo encargado de dar el visto bueno a la colocación de cámaras en la vía pública es la Comisión de Garantías de Videovigilancia de Extremadura, integrada por el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura y miembros de los Cuerpos de Seguridad del Estado, entre otros.

La principal motivación que llevó a la Asociación de Empresarios a instalar las tres cámaras en Pintores fue la de plantar cara al vandalismo callejero del que eran blanco los locales comerciales de la zona, sobre todo durante las noches de los fines de semana. Además de grafitis, los actos vandálicos pasaban factura en forma de escaparates pintados con ácidos.