Hoy

El exalcalde Melecio Solís junto a su abogado antes del juicio. :: L. C.
El exalcalde Melecio Solís junto a su abogado antes del juicio. :: L. C.

«En Madroñera todos sabían que pedías licencia para una nave y te hacías una casa»

  • De los dos exalcaldes juzgados ayer, uno se declara inocente y el otro acepta pagar 7.210 euros y que le inhabiliten durante 12 años y medio

Un vecino de Madroñera que se dedica a la construcción fue ayer muy claro cuando declaró en la Audiencia de Cáceres en el juicio por edificación de viviendas ilegales en esta localidad que está a 14 kilómetros de Trujillo: «En el pueblo todo el mundo sabía que pedías licencia para hacer una nave y te hacías una casa».

Ayer estaba previsto, según el escrito de acusación de la fiscalía, que fueran juzgadas nueve personas que habían ejercido la política en Madroñera: dos exalcaldes, seis exediles y un concejal; pero al final la acusación se centró en seis personas, ya que la fiscalía tuvo que archivar la denuncia contra la ex edil Josefa Huertas y el actual concejal Juan Carlos Rodríguez, ya que sus supuestos delitos se cometieron antes del año 2003 y por lo tanto ya habían prescrito. El tercero era el exedil Juan Sánchez Cercas, que ha fallecido.

De los seis acusados, cuatro aceptaron ser condenados por un delito continuado de prevaricación. Uno de ellos es José Enrique González, que fue alcalde entre 2007 y 2011 con IU-SIEX, y del año 2011 al 2015 con IU-V-SIEX. Su abogado y la fiscal se mostraron de acuerdo en sentenciarle a pagar 7.210 euros de multa y aplicarle una inhabilitación de 12 años y 6 meses.

Los otros tres acusados que aceptaron ser condenados son tres exconcejales: Pedro Rodríguez, Petra Costa y Blanca Solís. Cada uno debre afrontar una multa de 2.160 euros y una inhabilitación de 8 años, 6 meses y un día.

El juicio comenzó, por tanto, en la sala de vistas de la sección segunda de la Audiencia Provincial de Cáceres con sólo dos acusados que mantienen que son inocentes. Se trata de Melecio Solís, que fue alcalde de Madroñera en la legislatura de 1999 al 2002 con IU-CE y del año 2003 al 2007 con IU-SIEX. La otra acusada es María Isabel Costa, concejala de Bienestar Social en una legislatura. La Fiscalía pide para cada uno de ellos dos años y seis meses de prisión y doce años y medio de inhabilitación.

Melecio Solís declaró que nadie le había dicho que en el Ayuntamiento estuvieran haciendo algo mal, y que ni una de las licencias que aprobaron tenía la palabra 'desfavorable', confiando en el secretario que nunca le dijo que estuvieran incumpliendo las leyes. Explicó que él era profesor de Lengua Española y que no tenía conocimientos de Derecho.

La exconcejal María Isabel Costa también aseguró que desconocía que estuvieran cometiendo alguna irregularidad, ya que cuando ella llegó al Ayuntamiento el alcalde estaba en su segundo mandato, había un compañero concejal experto en Derecho y otro en obras.

Según la acusación pública, en Madroñera se han estado haciendo construcciones ilegales durante mucho tiempo. Se frenó esa ilegalidad después de que en el 2010 tuvieran conocimiento de que se estaban construyendo viviendas en suelo no urbanizable de especial protección agrícola, bajo la fórmula de pedir en el Ayuntamiento una licencia de obra menor para nave de uso agrícola, casa de aperos o nave almacén. La acusación señaló que con Melecio Solís como alcalde se investigaron 25 edificaciones ilegales y con el alcalde José Enrique González fueron 17.

Al inicio del juicio estuvieron dos dirigentes del SIEX, José Antonio Jiménez y Antonio Vélez.