Hoy

«Mi obligación era informar a la Justicia», asegura el regidor actual de Logrosán

  • Entre estos hechos se encuentra el presunto mal uso que habría hecho la exalcaldesa de unas tarjetas de crédito del consistorio asociadas a su nombre

El alcalde de Logrosán, Juan Carlos Hernández, aseguró ayer en declaraciones a Efe, que al entrar en el ayuntamiento, tras las elecciones municipales de mayo del 2015, se dieron cuenta de «unos hechos que podrían ser objeto de delitos». «Como cualquier cargo público mi obligación era ponerlo en conocimiento de la Justicia y ahora serán ellos quienes determinen si ha habido delito o no».

De esta forma, se ha referido el regidor, del PSOE, a la noticia adelantada por este diario sobre la denuncia presentada por la Fiscalía contra la anterior alcaldesa de Logrosán, Isabel Villa, del PP, por presuntos delitos de malversación de caudales públicos, apropiación indebida y estafa.

Entre estos hechos se encuentra el presunto mal uso que habría hecho la exalcaldesa de unas tarjetas de crédito del consistorio asociadas a su nombre.

Se trata de unas tarjetas que el ayuntamiento tenía concertadas con la entidad Liberbank y que la actual corporación ya ha desactivado, según el actual alcalde. El consistorio se ha personado en la causa como acusación particular.

Isabel Villa ha indicado en redes sociales su «confianza en la Justicia» y su disponibilidad a «colaborar» para que se esclarezcan los hechos.