Hoy

Los colegios concertados, en pie de guerra por la supresión de distintas aulas

Pancarta de protesta en el colegio San Antonio de Padua, ayer. :: l. c.
Pancarta de protesta en el colegio San Antonio de Padua, ayer. :: l. c.
  • Educación explica que se han reducido unidades siguiendo el mismo criterio que en la pública, el descenso de alumnado

cáceres. Una pancarta ubicada en el colegio concertado San Antonio muestra la indignación de la comunidad educativa por lo que consideran «un ataque» de la consejería de Educación y Empleo a la enseñanza concertada, tal y como expresa la Ampa del centro en un mail enviado a los padres. Según explica Emilio Moreno, profesor de este centro, se ha suprimido la tercera aula de 3º de la ESO. Detalla que hay un total de 60 alumnos de este nivel, por lo cual las dos clases se darán de forma «masificada», y sin poder atender correctamente a los alumnos con necesidades especiales. Otros colegios como Carmelitas, Sagrado Corazón y Josefinas, en la capital, también sufren recortes, según este docente. En este último centro se ha suprimido también una línea de 3º de ESO.

Moreno, que asegura que con este recorte se pierde un puesto de trabajo», critica que el anuncio de esta medida se ha hecho con «alevosía y por medios oficiosos». Hoy a las 19,30 en el centro reunirán a los padres mientras que a las 18,30 en el hotel Don Manuel habrá una junta sindical con representantes de todos los centros. El sindicato USO ha tildado la situación de «zarpazo a los trabajadores de la concertada».

Mismos criterios

Desde la consejería de Educación se explica que «se está aplicando a la enseñanza concertada los mismos criterios que se aplican en la enseñanza pública». Detallan que si un colegio tiene más unidades de las que le corresponde por el número de alumnos, que en el caso de ESO es de 30 por aula, tiene que aplicar la normativa. «La resolución con cómo quedan este curso las unidades de las que disponen los centros concertados está a punto de salir publicada en DOE. Los centros son conocedores de esto desde hace tiempo, e incluso han hecho alegaciones al respecto pero, si no tenían consistencia, no se han podido tener en cuenta», detalla la consejería en respuesta a este medio.