Hoy

Los estudiantes se van de la Plaza por la presión policial para impedir el botellón

fotogalería

Un policía local en el dispositivo motivo montado ayer en la Plaza Mayor para impedir el botellón. :: l.c.

  • Los agentes denunciaron por exceso de aforo a un local de la zona de Pizarro y a otro del centro El Perú

La tranquilidad reinaba ayer en la Plaza Mayor. Había novatos y veteranos celebrando el inicio de las clases, camisetas con lemas picarones y alguna cara pintada, pero no era, ni mucho menos la marabunta de otros años. Se ha cortado el grifo al botellón de manera radical. Hacia las seis y media de la tarde varios grupos se agolpaban junto a los bares Akelarre y Farmacia, pero sin bebida en el exterior. Solo se veía alguna «maceta» de cerveza o calimocho suelta.

La Policía Local se ha aplicado a fondo para evitar las escenas de otros años, en donde cientos de universitarios arrancaban su vida estudiantil a golpe de consumo alcohólico. El año pasado, en el que la vigilancia fue estrecha, se llevaron a cabo ocho denuncias por orinar en la calle, con multas de 200 euros.

Ayer se denunció a dos locales de copas, Las Caballerizas, en la calle Pizarro y Vora, en el Perú, por exceso de aforo. Este último tuvo que desalojarse parcialmente el lunes por rebasar el número de personas estipulado. Sus grandes ofertas y la posibilidad de hacer botellón en la terraza ha animado a los jóvenes.

El motivo principal de este control, apuntaba ayer el concejal de Seguridad, Rafael Mateos, es «cumplir con la normativa de la Ley de Convivencia y Ocio que no permite beber en la calle». El curso universitario empezó oficialmente el pasado lunes, y tradicionalmente, las celebraciones suelen extenderse durante toda la semana. Otro de los motivos de peso que también influyen en que la fiesta no pueda desarrollarse en la Plaza Mayor son los trabajos de filmación de dos series (Still Star-Crossed y La Catedral del Mar) que hace que este entorno esté recibiendo una gran cantidad de camiones con material artístico y técnico. «No podemos arriesgarnos», apuntó Mateos. Indicó que los jóvenes pueden disfrutar de su inicio de curso en los locales y también en zonas habilitadas como el recinto ferial. «Nos hemos ofrecido a reforzar las líneas de autobuses para poder acercar allí a los jóvenes, pero por ahora no hemos tenido esa parte por parte del consejo de estudiantes», remarcó.

Celebración universitaria en la terraza de la discoteca Vora.

Celebración universitaria en la terraza de la discoteca Vora. / HOY

El jefe de la Policía Local, Ángel Carvajal, explicó que en este dispositivo participa la Policía Local. «Se ha sugerido a los estudiantes que hagan sus celebraciones en el campus o en el ferial, se les ha convencido más que otra cosa, porque no llegan a abrir las bolsas», explicaba.

Plan B

Francisco Rubio, gerente del bar Farmacia asegura que se limita «a cumplir la ley». No quiso hacer más valoraciones sobre la situación. En la otra cara de la moneda, Santiago Avendaño, que dirige el hotel 'La Boheme' se mostró aliviado por ver que la situación de este año era mucho más tranquila, e indicó que él estaría dispuesto a «sacrificar» algún día, pero que las celebraciones son muy largas.

¿Y a dónde ir si no se puede ir a la Plaza? Un grupo de estudiantes de Educación Social buscaban bares donde poder estar o calibraban la opción de ir a un piso. Carlos Hoyas, estudiante de Educación Social, superveterano de tercer curso y de Cáceres afirmaba que «bares tenemos todo el año, pero lo de la Plaza era algo distinto, están acabando con la vida universitaria». Su compañero, Manuel Díaz, de Guareña, dice que se «está perdiendo la esencia de una fiesta que en Cáceres es muy conocida». Este grupo tenía sus esperanzas puestas en la fiesta de hoy del campus y en ir mañana a un ferial que hasta ahora no ha tenido tirón.