Hoy

Nace una plataforma ciudadana a favor de los servicios públicos

Miembros de la nueva plataforma en la presentación de la misma hace unos días en Cáceres. :: a.m.
Miembros de la nueva plataforma en la presentación de la misma hace unos días en Cáceres. :: a.m.
  • Se pronuncian en contra de la concesión a empresas privadas del bus o la limpieza, y piden más control en las contrataciones

Medio centenar de ciudadanos de Cáceres se han constituido en la Plataforma Ciudadana en Defensa de los Servicios Públicos que pretende «frenar la obsesión» de concesionar a empresas privadas servicios municipales (como el agua, el bus o la limpieza), ya que considera que esto hace que merme la «calidad» del servicio. «Priman los intereses empresariales», aseguraron hace unos días en la presentación de la plataforma, según informa Europa Press.

Así lo explicó Manuel Cruz, exconcejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de la capital y miembro del nuevo colectivo, quien añadió que otro de los cometidos de la nueva asociación será solicitar al Ayuntamiento cacereño los datos de las plantillas de las empresas que tienen concesionados estos servicios, además de trabajar para «convencer» a los ciudadanos de que «tienen que estar vigilantes y atentos» a las condiciones contractuales de estas empresas porque está en juego el dinero público.

Cruz reprochó que se diga «siempre la misma cantinela» de que la privatización de servicios sale «más barata» que la gestión municipal, ya que, a su juicio, «esto no es cierto» porque los beneficios económicos que obtienen estas empresas podrían redundar, indicó, en inversiones para la ciudad, en el caso de que la gestión fuese municipal.

Convocatoria pública

Además, la plataforma pedirá que las personas que trabajen en las empresas concesionarias accedan por una convocatoria pública de empleo «en igualdad de condiciones y premiando la capacidad y los méritos», ya que «el dinero por el que se les paga es público», al igual que otros trabajadores municipales.

«Las plantillas se nutren con familiares y amiguetes y el trabajador está al servicio de quien lo ha colocado en el puesto del trabajo y no al servicio de la ciudad», subrayó Cruz.

Tampoco comparten los tiempos de concesiones, que en muchos casos superan los veinte años, porque consideran que esto supone «blindar el contrato» y atar de pies y manos a los futuros gobiernos municipales, que «no pueden tomar decisiones» porque supondrían rupturas contractuales e indemnizaciones millonarias a las empresas.

Para que esta nueva plataforma tome peso en la sociedad cacereña, se pretende también impulsar la aplicación del Reglamento de Participación Ciudadana para promover asambleas en los distritos, tal y como contempla esa normativa municipal, y movilizar a los ciudadanos a que se impliquen en el buen funcionamiento de los servicios públicos que se prestan.