Hoy

La anticlerical Cáceres ya tiene catedral... pero de cartón piedra

Foto de la directora de Ficción colgada en Twitter para alabar el decorado de Cáceres :: sonia martínez
Foto de la directora de Ficción colgada en Twitter para alabar el decorado de Cáceres :: sonia martínez
  • Muchos turistas se extrañan de que una capital de provincia de cerca de 100.000 habitantes no tenga un templo de esta categoría

Un matrimonio de jóvenes turistas, ella sujetando con una mano a un hijo pequeño y él sujetando con las dos manos un plano, paran a un cacereño en el adarve de Santa Ana, en plena Ciudad Monumental:

-Perdone, ¿nos falta mucho para llegar a la catedral?

-Pues un poco, porque la catedral está en Coria, a unos 70 kilómetros. Aquí no tenemos catedral.

Muchos turistas se extrañan de que una capital de provincia de cerca de 100.000 habitantes no tenga un templo de esta categoría. De ocurrir la conversación en estos días, el cacereño les podría señalar a los turistas la catedral de cartón piedra que los realizadores de la serie La Catedral del Mar han levantado prácticamente adosada a las piedras de la concatedral de Santa María.

Lo cierto es que es extraño que esta ciudad no tenga catedral. Puede que el motivo esté relacionado con que Cáceres llegó a ser una ciudad casi enemiga de la Iglesia, según se refleja en su historia y en el mismo fuero elaborado por el rey Alfonso IX tras reconquistar definitivamente la ciudad en 1229, ya que en el fuero prohibía a los vecinos de Cáceres que dieran algún bien a las órdenes militares y a las religiosas.

Fernando García Morales contaba que el de Cáceres está considerado, «el fuero más anticlerical de España». Explicaba que ello se debía al enfado de Alfonso IX con la Iglesia y las ordenes militares. El enfado del rey tenía su origen en que quienes le ayudaron a reconquistar la ciudad fueron los caballeros de la Orden de Santiago, orden que nació en Cáceres con el nombre de Los FratresdeCáceres o Frailes de la Espada. Una vez reconquistada Cáceres, el rey quiso hacerla villa real; pero los caballeros reclamaron para ellos la ciudad. Tuvo que mediar el Papa, que después de dos años de pleito, determinó que el rey Alfonso IX, si quería esta ciudad, tenía que dar a la Orden de Santiago 2.000 maravedíes y las villas de Villafáfila y Castrotorafe, que estaban en lo que ahora es la provincia de Zamora. El rey consintió a regañadientes, e hizo buen cambio porque Cáceres ha ido creciendo, mientras Castrotorafe se despobló en el siglo XVII y en Villafáfila viven medio millar de personas, 506 habitantes según el censo de 2015.

La malaleche que generó a Alfonso IX la decisión del Papa, la plasmó en el fuero que dio a los cacereños. En el texto se puede leer: «Di y doy a Cáceres, con todas sus pertenencias, a todos aquellos pobladores, que la quisieren poblar, excepto las órdenes y los de la cogulla (hábito de los religiosos monacales) y que renuncian al siglo, porque así como a ellos su Orden prohíbe darnos heredad, venderla u obligarla en prendas, así a nosotros el fuero y la costumbre nos prohíbe esto mismo con ellos».

La verdad es que de las 50 capitales de provincia que hay en España, son sólo 9 las que no tienen catedral: Alicante, Cáceres, La Coruña, Santa Cruz de Tenerife, Castellón de la Plana, Logroño, Guadalajara, Pontevedra y Soria. Todas parece que se han conformado con esa falta, menos La Coruña, donde su famoso exalcalde Paco Vázquez, el socialista que se dice es miembro del Opus Dei, intentó empezar a levantar una sin éxito.

Hay capitales de provincia con menos habitantes que Cáceres que tienen su catedral, como Palencia (80.000 habitantes) que se empezó a levantar en el siglo XIV, Ciudad Real (75.000) en el siglo XV, Zamora (64.000) que puso su primera piedra en 1140, Ávila (59.000 Habitantes) que empezó a levantar su catedral de El Salvador en el siglo XI, Cuenca (56.000) que la inició en el año 1196, Segovia (53.000 habitantes) en el siglo XVI, Huesca (52.000) en el año 1294 y Teruel (con 35.000 habitantes) en el año 1171.

Ahora, por lo menos durante unas semanas, Cáceres puede presumir de tener por fin catedral como Coria o Plasencia... aunque sea de cartón piedra. La catedral de decorado es una reproducción de la basílica de Santa María del Mar de Barcelona, construida entre 1329 y 1383. Quien la levantó fue el pueblo, los trabajadores de la zona del puerto, que llegaron a cargar las piedras a sus espaldas, una a una, mientras en otra parte de la ciudad se construía la catedral de Barcelona, asociada a la monarquía, a la nobleza y al alto clero. La reconstrucción ha sido alabada por Sonia Martínez, directora de Ficción de Atresmedia, que ha colgado varias fotos en twitter.

Se augura un gran éxito a la serie 'La catedral del Mar' que Antena 3 emitirá en la primavera del 2018, al ser una cuidada superproducción basada en la exitosa novela del mismo título publicada en 40 países y con más de 6 millones de ejemplares vendidos. El autor es el abogado catalán Ildefonso Falcones, simpatizante del Partido Popular, que durante cuatro años escribió el libro dedicándole una hora todas las mañana antes de ir a su trabajo. La publicó en el año 2006 y al año siguiente era la novela más leída en España. A muchos les encantaron las aventuras de Arnau Estanyol y su padre Bernat, que llegan a Barcelona huyendo del señor feudal que abusó de la madre de Arnau recién desposada, lo que le enloqueció.

El actor Aitor Luna es quien da vida a Arnau, estando también en el reparto Michelle Jenner, Silvia Abascal, Pablo Derqui y Daniel Grao.

Por cierto, por si a alguno se le ocurre ahora empezar a aunar esfuerzos para construir una autentica catedral en esta ciudad, quizá esté bien que conozca que Alfonso IX dejó escrito en el fuero una buena maldición para los que lo inclumplieran:

«Sea maldito de mi maldición, y con maldición del que se dignó de nacer de María Virgen, y sea sepultado en el infierno con el traidor Judas por todos los siglos de los siglos. Amen»

Avisados están.