Hoy

Cáceres pide que la Ronda Sureste sea menos ancha para reducir la velocidad

La Ronda Norte se abrió en 2004, con doble carril para los coches (3,5 metros cada uno) y una mediana de cuatro metros. :: l. cordero
La Ronda Norte se abrió en 2004, con doble carril para los coches (3,5 metros cada uno) y una mediana de cuatro metros. :: l. cordero
  • Solicita a la Junta que se rebaje el arcén de 2,5 metros a un metro y la mediana, de cuatro metros a dos

Qué sentido tiene hacer una ronda con las dimensiones de una autovía o una autopista si al final será un vial urbano más, con las limitaciones de velocidad que imperan en las calles y avenidas del interior de las ciudades, es decir 50 kilómetros por hora. Es lo que se ha planteado el Gobierno municipal como argumento para solicitar a la Junta de Extremadura que la futura Ronda Sureste que tiene que construir en la capital cacereña se diseñe con menos ancho para no inducir a los conductores a circular más rápido. Así, propone rebajar en dos metros la mediana y en un metro y medio el arcén exterior, de manera que se mantienen la medidas de los carriles de vehículos, de 3,5 metros cada uno, y el carril bici.

La Junta de Gobierno Local, en su reunión ayer, aprobó remitir a la administración regional una petición de diseño del proyecto técnico de la futura Ronda Sureste, que actualmente se encuentra en fase de redacción para un primer tramo de 3,9 kilómetros de longitud, entre la carretera de Trujillo, en su conexión con la Ronda Norte, y el acceso a la Charca Musia. El coste de la obra será de 31,6 millones de euros. Para elfuturo se deja un segundo tramo que conectará la Charca Musia con la carretear de Badajoz, otros tres kilómetros más. La elaboración del proyecto técnico fue adjudicado a una empresa el pasado mes de marzo por 300.000 euros. Al encontrarse en proceso de redacción, el Ayuntamiento pide a la Junta cambios en el diseño que figura en el estudio informativo previo que aprobó la Junta en 2014. El Gobierno local cree conveniente reducir la anchura de esta ronda para evitar excesos de velocidad, como sucede ahora en la Ronda Norte, según explicó el portavoz del Gobierno municipal, Rafael Mateos.

Proyecto

«Queremos que se modifique el proyecto con el un objetivo claro: ganar en seguridad y reducir costes», afirmó Mateos, quien recordó que la Ronda Norte, que lleva abierta desde 2004, tiene las mismas dimensiones que las fijadas en el estudio informativo para la Ronda Sureste, al ser esta una prolongación de la primera, y que ello da lugar a excesos de velocidad y a proliferación de accidentes. Así, el Ayuntamiento cree conveniente corregir esta situación en el proyecto definitivo de la Ronda Sureste, aunque no se trata de una obra municipal sino de la administración regional. Mateos indicó que reducir la anchura en un vial da sensación de velocidad al conductor y evita los excesos.

Paradójicamente fue el propio Ayuntamiento el que aumentó los límites de velocidad en la Ronda Norte hace diez años. Autorizó la circulación de vehículos a 70 y a 80 kilómetros por hora a finales dd 2006, aunque con reducción a 40 y 50 kilómetros a la llegada a las glorietas. Entonces el Ayuntamiento consideró conveniente aumentar el límite de 50 kilómetros por hora, el que impera en todas las vías urbanas, porque entendía que las dimensiones y el trazado de la ronda no favorecía que los conductores respetaran el límite de 50 kilómetros por hora y además no lo veía peligroso. Sin embargo, el Ayuntamiento no lo ve así actualmente y en un informe de su servicio de Infraestructura se recogen propuestas de mejora del proyecto.

El informe indica que se ha comprobado que los conductores sobrepasan los límites de circulación en la Ronda Norte y que ello causa frecuentes accidentes, especialmente en las glorietas. Se indica que el trazado de la vía favorece el exceso de velocidad porque el vial, de seis kilómetros, además de la anchura de sus elementos, está muy despejado, con tan sólo seis glorieta y un acceso, cuando lo habitual en una ciudad son intersecciones cada 100 o 200 metros. El informe indica que la mediana mide cuatro metros, con jardinería pensada para evitar deslumbramientos, como en las autovías. Se propone reducir el volumen de la jardinería de esta ronda para ahorrar costes en el mantenimiento y que la mediana de la futura Ronda Sureste se reduzca a la mitad, a dos metros. También se pide reducir el arcén exterior de 2,5 metros a uno y mantener el carril bici y el ancho de los carriles de circulación. De esta manera, se conseguiría, según el informe, reducir el volumen y el importe de la obra, especialmente en los desmontes así como el impacto visual.

Asimismo se propone aumentar la sección del previsto viaducto en la zona entre la carretera de la Montaña y el Residencial Universidad para facilitar la continuidad del recorrido peatonal y en bici en toda la ronda.