Hoy

Simex pide «presunción de inocencia» en el caso de Nagore Orcera

La secretaria general del Sindicato Médico de Extremadura (Simex), María José Rodríguez Villalón, ha reclamado «presunción de inocencia» y «respeto» para los profesionales sanitarios tras la muerte de la joven Nagore Orcera después de un parto por cesárea en el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres. Los hechos tuvieron lugar el pasado 24 de agosto. El niño se encuentra en buen estado.

Rodríguez Villalón pidió a través de un comunicado «que se analice todo con objetividad, sin prejuicios y con la presunción de inocencia por delante». Además de mostrar sus condolencias a la familia, la secretaria general del Simex argumentó que «la medicina hoy en día está tan avanzada que estos hechos luctuosos son, afortunadamente, excepcionales».

Indicó que «deberíamos considerar cuántas cesáreas se hacen al cabo de un año, en cuántas de ellas hay complicaciones como ésta, cuántas se resuelven y cuántas no». «Que la estadística se cumpla (la aparición de complicaciones) estoy convencida que no es consuelo para sus familiares, pero sé que tampoco lo es para los médicos que la asistieron. Vaya por delante que con esto no quiero equiparar en el dolor a unos y otros», precisó.

Rodríguez Villalón reflexionó sobre el posible corporativismo que pueden atribuirse a sus palabras. «Si el corporativismo médico es entender que la medicina no es una ciencia exacta, es saber que una enfermedad o un procedimiento quirúrgico, según qué pacientes, evoluciona de distinta manera, comprender que hay complicaciones...pues entonces sí, esto es corporativismo».