Hoy

Reclaman la creación de parques caninos en todos los barrios

Miembros de la Plataforma Defensa Animal, ante la zona de esparcimiento del Parque del Príncipe. «Está abandonada». :: armando méndez
Miembros de la Plataforma Defensa Animal, ante la zona de esparcimiento del Parque del Príncipe. «Está abandonada». :: armando méndez
  • La Plataforma Defensa Animal Extremeña recoge firmas para pedir la puesta en marcha de recintos de esparcimiento más grandes y mejor dotados

La Plataforma Defensa Animal Extremeña está en plena recogida de firmas para solicitar al Ayuntamiento la creación en todos los barrios de la ciudad de recintos de esparcimiento más grandes y mejor dotados que los pipican. Lo que piden exactamente se denomina parque canino y existe en otras ciudades de España, según explica Raquel Moreno, la presidenta de este colectivo.

«Los abajo firmantes solicitan la adecuación en los distintos barrios de Cáceres de espacios de esparcimiento canino que cuenten con vallado perimetral, zonas de sombra, bancos, fuente de agua potable, dispensadores de bolsas para excrementos y papeleras. También pedimos que sean debidamente mantenidos, limitando el crecimiento de hierba y realizando periódicamente tratamientos apropiados de desinsectación, así como cualquier otro acondicionamiento que sea necesario para el bienestar de nuestros animales y de los vecinos», reza el encabezamiento de la hoja de firmas, que se ha distribuido por diferentes establecimientos de la ciudad, como la tienda de alimentación de la Plazuela de Santiago.

La solicitud de estos espacios surge, cuenta Raquel Moreno, de la necesidad que tienen los propietarios de mascotas de sacarlas a las calles y poder dejarlas sueltas en un recinto vallado, seguro y adaptado para ellas. Sobre todo, para los perros de mayor tamaño.

«Los recintos que hay en la actualidad son pocos y muy pequeños. Además, los perros salen llenos de bichos por falta de mantenimiento», subraya. «Lo que hace mucha gente para poder soltar a sus perros es irse al campo. Pero a mí me resulta increíble que haya que coger el coche para poder sacar al perro», apostilla. Raquel convive con dos canes: Rambo y Duda.

La plataforma ha estado este fin de semana en el Escenario Amex, que se ha celebrado en el Foro de los Balbos. Han instalado una mesa informativa y también han seguido recogiendo firmas para esta iniciativa.

En la actualidad, la ciudad cuenta con dos dotaciones diferentes para los perros. Por un lado, están los denominados pipican, creados en 2007, y las cinco áreas de esparcimiento puestas en marcha en el año 2014, que se asemejan más a lo que pide la Plataforma Animal Defensa Extremeña.

En el año 2007 el Ayuntamiento creó diez recintos destinados principalmente a combatir el problema de los excrementos caninos en la calle. La iniciativa, enmarcada dentro del proyecto 'Cáceres limpia', consistió en habilitar pequeñas zonas de arena para que las mascotas pudieran evacuar sus efluvios líquidos y sólidos. Se ubicaron en la avenida Rodríguez de Ledesma, la Plaza de Antonio Canales, en Reyes Huertas, en la plaza de Noruega, en el Parque del Príncipe, en el Rodeo, en el Parque de Israel, en Mejostilla, Hispanoamérica y Moctezuma.

Cinco zonas

Siete años después, el Consistorio creó áreas de esparcimiento para perros en cinco zonas: el Parque del Príncipe, el Parque del Rodeo, Maltravieso-Casa Plata, Castellanos y frente al Residencial Ronda, en una parcela detrás de Sprinter. Se trataba de una reivindicación de diferentes colectivos animalistas. Estas áreas, más amplias que los pipican, estaban pensadas precisamente para que los perros pudieran corretear libremente, sin correa.

Pero apenas dos años después de la puesta en marcha de estas zonas, la Plataforma Defensa Animal Extremeña denuncia que están abandonadas y que, por tanto, apenas se utilizan. Insiste, además, en que lo ideal sería crear un parque canino por barrio.

«Las vallas se han roto, la hierba llega por las rodillas y los perros salen infectados de estos recintos», concluye Raquel Moreno.

Este año el Ayuntamiento habilitó diez pipicanes en diferentes zonas de la ciudad: Moctezuma, Rodríguez de Ledesma, Antonio Canales, Reyes Huertas, Plaza de noruega, El Rodeo, Parque del Príncipe, Parque de Israel, Mejostilla e Hispanoamérica. En 2014 creó, además, cinco áreas de esparcimiento.