Hoy

Alemania lee cuentos extremeños

Ramón Pérez Parejo, Christine Neveling y José Soto Vázquez. :: hoy
Ramón Pérez Parejo, Christine Neveling y José Soto Vázquez. :: hoy
  • ‘El Pico de la Cigüeña’ consta de tres fábulas muy ligadas a la tradición e ilustradas por Fermín Solís

¿Se dormiría un niño de la fría Europa acunado por historias de dragones afincados en las lejanas tierras extremeñas, en ese sur tan distante y probablemente desconocido? Puede que sí, y, desde luego, la posibilidad de hacerlo está mucho más cerca gracias a los cuentos populares que se han traducido al alemán y que pronto podrán leerse también en ruso y en polaco.

Los artífices de esta pequeña aventura literaria son Ramón Pérez Parejo y José Soto Vázquez, dos profesores del Departamento de Didáctica de las Ciencias Sociales, de las Lenguas y las Literaturas de la Universidad de Extremadura. Se trata de la colección de cuentos extremeños ‘El Pico de la Cigüeña’, que en España editó la Diputación de Cáceres y el Alemania lo hará ‘Schauhöer Verlag’, un sello especializado en literatura infantil y en enseñanza de alemán para extranjeros». Las ediciones para Rusia, Austria y Polonia están en impresión y ya se pueden reservar.

Tal y como explica Pérez Parejo, hace un tiempo recibieron la visita de investigadores alemanes, que se interesaron por el bagaje literario de los cuentos de la región. Asegura que «no es casualidad», ya que los alemanes cuentan con una importante afición a la literatura tradicional y un especial interés hacia los libros infantiles. «Desde el origen de la tradición folclorista y desde los inicios del siglo XIX con los hermanos Grimm», precisa.

Gracias a esta iniciativa, «así como los niños españoles han aprendido a leer a través de los relatos traducidos al español de los cuentos alemanes, ahora se abre la posibilidad de que los niños europeos conozcan Extremadura a través de los textos de la colección ‘El Pico de la Cigüeña’». Esta obra contiene los cuentos ‘El dragón’, ‘La flor de Lililón’ y ‘El zurrón del pobre’, adaptados a partir de las recopilaciones de Marciano Curiel Merchán, ilustrados por el dibujante cacereño Fermín Solís y traducidos por la profesora de la Universidad de Leipizg Christine Neveling.

Según explica Pérez Parejo, son relatos muy diferentes a mucho de lo que se publica hoy en día en nuestro país. «Son cuentos que no tienen nada de políticamente correcto pero que los niños entienden y, como el final es reparador, se quedan tranquilos», explica. «Estos cuentos, casi desaparecidos de la tradición oral en que fueron creados, perviven en múltiples variantes a lo largo de toda la geografía europea». Hoy en día, y en el intento de edulcorar la realidad a los más pequeños, señala este profesor, se ofrece una literatura mucho más suave, como evitando disgustos a unos lectores que están en formación. Pero la literatura tradicional no pone tantos paños calientes.

‘El Pico de la Cigüeña’ ha recibido en Extremadura los favores del público y ha sido uno de los más vendidos en las ferias del libro de la región.

De alguna manera, tal y como señalan estos investigadores, la difusión de estos relatos puede suponer también «indirectamente, una publicidad o difusión de nuestra región al exterior». Se han conservado en las traducciones los topónimos y expresiones de la zona donde se han recogido e incorporan información y mapas de Extremadura.