Hoy

Cuatro detenidos por falsificar recetas para adquirir pastillas estimulantes con las que traficaban

Cuatro detenidos por falsificar recetas para adquirir pastillas estimulantes con las que traficaban
  • Los 1920 comprimidos intervenidos, que posteriormente los detenidos habrían vendido como psicotrópico, tienen un valor de 8006 euros

Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado martes a cuatro personas como presuntos autores de delitos de falsificación documental, estafa y contra la salud pública.

La investigación comenzó el pasado mes de agosto, cuando el propietario de una farmacia de Cáceres informó a la Policía Nacional que días atrás se había personado en su farmacia un chico portando dos recetas privadas de un Colegio Oficial de Médico de una provincia andaluza, prescribiendo cada una de ellas un medicamento denominado Rivotril. La farmacia había recibido un comunicado del Colegio Farmacéutico de Cáceres informando de la circulación de recetas falsas prescribiendo dicho medicamento, por lo que decidieron no dispensarlo.

A partir de dicha denuncia, los investigadores comprobaron que las recetas presentadas por ese chico, y cuyo medicamento no fue dispensado, habían sido falsificadas, por lo que nuevamente todas las farmacias de la capital cacereña fueron puestas en alerta por estos hechos.

Fruto de esta alerta, el pasado martes, los trabajadores de una farmacia en la Avda. de la Montaña comunicaron a la Sala de Operaciones del 091 de que momentos antes una chica había intentado adquirir pastillas de Rivotril con una receta falsa.

Inmediatamente se dirigieron al lugar de los hechos varias dotaciones policiales que, tras entrevistarse con la requirente y recabar los datos necesarios, así como la descripción física de la chica que quería comprar las pastillas, realizaron una batida por la zona, localizando en la Plaza mayor a la presunta autora de los hechos, la cual caminaba junto a dos personas más.

Los agentes procedieron a identificar a estas tres personas, sometiéndolas a un cacheo de seguridad, así como al registro de sus pertenencias, encontrando en el bolso de una de ellas 2 recetas, presuntamente falsificadas, y 1300 euros en efectivo.

Otro indicativo procedió a la identificación de una cuarta persona que se encontraba a pocos metros de los anteriores, en un vehículo con el motor en marcha y en actitud de espera, y al que los tres identificados anteriormente le habían realizado una serie de señas, hallando en el registro al que fue sometido el vehículo 137 recetas privadas de un Colegio de Médicos , prescribiendo cada una de ellas una caja de Rivotril, dos talonarios de recetas de ISFAS y 115 blísteres de 15 comprimidos cada uno del mencionado medicamento.

Por todo ello se procedió a la detención de estas cuatro personas como presuntos autores de un delito de falsificación documental, estafa y delito contra la salud pública, siendo trasladados hasta dependencias policiales para la tramitación de las correspondientes diligencias.

Una vez en Comisaría, y realizadas las gestiones oportunas, los investigadores consiguieron determinar que las recetas médicas eran fotocopias en color de dos recetas originales en blanco, que rellenaban los propios detenidos con los datos del supuesto medicamento prescrito y donde estampaban un sello con el tampón que ellos mismos habían fabricado a nombre de un especialista médico de la Comunidad aragonesa.

Los 1920 comprimidos intervenidos, que posteriormente los detenidos habrían vendido como psicotrópico o habrían utilizado para la fabricación de “pastillas” que venderían en zonas de ocio, tienen un valor de 8006 euros.

Los detenidos, dos hombres y dos mujeres, de entre 23 y 28 años de edad, algunos de ellos con antecedentes policiales, fueron puestos a disposición judicial tras la tramitación de las correspondientes diligencias.