Los vecinos del Casco Antiguo de Badajoz tendrán ayudas para aislar sus casas del ruido

La calle San Juan es una de las más afectadas por el ruido nocturno. :: /HOY
La calle San Juan es una de las más afectadas por el ruido nocturno. :: / HOY

El Ayuntamiento trabaja en la puesta en marcha de una línea de subvenciones para hacer frente a la contaminación acústica generada por los locales de copas

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

El Ayuntamiento de Badajoz está trabajando en una nueva línea de ayudas destinada a los vecinos del Casco Antiguo que realicen reformas en sus casas para aislarlas del ruido. La idea es que pueda ponerse en marcha este año y que sea gestionada por la oficina de rehabilitación del Casco Antiguo.

Con esta nueva línea específica de subvenciones, se costearían las reformas en las viviendas para blindarlas contra el ruido generado por los locales de ocio nocturno.

Por ello, aunque aún no está decidido el ámbito concreto de aplicación, los beneficiarios se ceñirían a los residentes del área del Casco Antiguo declarada como zona acústicamente saturada (ZAS).

Las subvenciones para aislar las viviendas abarcarían desde reformas en el interior de las casas para la mejora de la carpintería hasta obras en fachadas y cubiertas de los edificios.

Esta nueva medida se viene a sumar a la reciente reactivación de la mesa del ruido y a la firma de un protocolo por parte de los locales de copas, tras el recrudecimiento del problema de convivencia entre los residentes y la actividad hostelera en el Casco Antiguo.

El Consistorio está ahora trabajando en dar forma a estas ayudas, para determinar la cuantía y el ámbito de actuación concreto. En cualquier caso, sería una línea de subvenciones separada de la destinada a la rehabilitación de viviendas del Casco Antiguo.

Precisamente, el concejal de Urbanismo, Celestino Rodolfo, lanzó ayer el anuncio de las nuevas ayudas contra el ruido durante la presentación del balance del trabajo de la oficina de rehabilitación del casco histórico.

En el año 2017, se repartieron 141.361 euros de ayudas municipales para financiar parte del coste de 45 actuaciones de rehabilitación de viviendas, fachadas y locales comerciales.

Según detalló Rodolfo, la mayoría de estas obras han sido para la rehabilitación de fachadas, obras de comunidades de propietarios para la mejora de las zonas comunes y reformas en las viviendas para hacerlas más accesibles.

El edil comentó que desde el año 2015 se viene experimentando un repunte de la inversión en la rehabilitación del Casco Antiguo, que ha ido creciendo cada año, hasta el pasado cuando se agotó la partida municipal destinada a este fin.

En 2017, se invirtieron 141.361 euros en las ayudas para rehabilitar viviendas, y locales en el Casco Antiguo

En 2017, se invirtieron 141.361 euros en las ayudas para rehabilitar viviendas, y locales en el Casco Antiguo Celestino Rodolfo | Concejal de Urbanismo

Esta tendencia contrasta con los años más duros de la crisis (de 2011 a 2014) cuando no hubo demanda de las ayudas para rehabilitación ofrecidas por el Ayuntamiento.

En los últimos 17 años, se han invertido casi 2 millones de euros en ayudas a la rehabilitación de viviendas, fachadas y locales del Casco Antiguo. A los que hay que sumar los 1,3 millones de euros aportados por la Junta de Extremadura hasta el año 2012, cuando desaparecieron las ayudas autonómicas.

Repunte

Rodolfo también ofreció otro dato que, a su juicio, avala la idea de que «se están reactivando las actuaciones de rehabilitación del Casco Antiguo» y es que se han tramitado 330 expedientes de bonificación del Impuesto de Instalaciones, Construcciones y Obras (Icio) en el barrio histórico de Badajoz.

Esta ayuda supone la exención del 95% del coste de este impuesto municipal, que grava a las obras con el 4 por ciento del presupuesto de ejecución material.

La oficina de rehabilitación del Casco Antiguo se creó en el año 1998 y actualmente tiene su sede en la Plaza Alta. Su función principal es la tramitación de subvenciones del programa municipal de ayudas a la rehabilitación del Casco Antiguo. Esta labor abarca desde el asesoramiento técnico hasta el seguimiento de la obra y el abono de la ayuda.

Estas subvenciones –que varían según la zona y el tipo de obra–, pueden solicitarse para la rehabilitación de viviendas de uso propio, alquiler, de zonas comunes, edificios completos, locales de negocios y fachadas. En este último caso, también se incluyen las fachadas que gozan de protección aunque no estén en el centro histórico.

La oficina ofrece además asistencia técnica a los ciudadanos interesados en temas relacionados con el urbanismo y la edificación del Casco Antiguo, tramita los permisos de obras dentro del plan especial y desde 2010, también contribuye al área de renovación urbana de El Campillo.

Respecto a esta última cuestión, Rodolfo avanzó ayer que la próxima semana se darán a conocer a los ganadores del concurso de ideas para la construcción de 26 viviendas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos