Los usuarios rechazan que se elimine o restrinja el aparcamiento en la Alcazaba

Los coches llenan a diario los aparcamientos de la Alcazaba. :: jose vicente arnelas

El anuncio del Ayuntamiento de reservar parte de las plazas no ha gustado a los que aparcan en el recinto árabe

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

La Alcazaba cuenta con unas 250 plazas de aparcamiento en pleno centro de Badajoz, todas gratuitas. Son espacios muy cotizados que están en plena guerra. Los usuarios quieren que se mejoren y amplíen, la Asociación Cívica ha pedido eliminarlos para proteger el monumento y el Ayuntamiento ha decidido que ni lo uno ni lo otro, pero anuncia que reservará parte de las plazas para los profesores de la Facultad de Comunicación. Esta decisión no ha gustado a los que suelen aparcar en el recinto árabe.

«Ya es muy difícil aparcar en esta zona y encima van a quitar aparcamiento. Me cuesta creerlo. No me parece bien que se reserven plazas. Los que venimos al centro también tenemos derecho», se queja Vicente Osorio, estudiante de la Escuela Oficial de Idiomas que suele dejar su vehículo en la Alcazaba.

Mariola Benítez, vecina del Casco Antiguo, también está molesta. «¿Tampoco van a dejarnos aparcar a los que vivimos aquí? Parece que lo que quieren es que tengamos que pagar, sí o sí, por dejar el coche. Nos echan del centro».

Desde la Facultad de Comunicación dicen que la falta de aparcamiento es un problema

La restricción anunciada por el Ayuntamiento estaría limitada al entorno de la Facultad de Comunicación y de la Biblioteca del Estado. En total serían unas 40 plazas reservadas principalmente para los docentes de la Universidad de Extremadura. Esta medida se impondría cuando finalicen las obras de rehabilitación de las torres de los Acevedos y Santa María, que estarán terminadas en unas semanas.

En el resto del recinto árabe aún quedan otras 200 plazas de aparcamiento muy demandadas. Pasadas las 9.10 horas, ya están al completo. Los espacios más buscados están en el solar de tierra junto al Museo Arqueológico. En esta zona hay espacio para unos 70 coches, «pero hay que madrugar muchísimo. Yo no he aparcado allí nunca. Deben ser los que lo dejan por la noche o los primeros en llegar», se lamenta Vicente Osorio.

Más abajo, hacia la Puerta de Carros, hay otras 110 plazas. También se llenan rápido y en esta área el problema es que el terreno está en muy malas condiciones. Hay muchas piedras, baches, agujeros y en ocasiones los coches derrapan o tienen problemas para acceder. De hecho, hay varias plazas que no se suelen ocupar porque los usuarios temen que los coches sufran daños al aparcar en estos espacios. En muchas ocasiones los que utilizan esta parcela han solicitado que se adecente.

Por último, hay otra veintena de plazas de aparcamiento al otro lado de la Puerta de Carros, hacia el yacimiento de la Ermita del Rosario. Antes este espacio estaba cerrado por una cadena, ya que los coches se aproximan demasiado a los restos arqueológicos, pero la protección desapareció y actualmente también se estaciona en este punto. «Es una cuestión de necesidad. No puedes quitar aparcamiento en la Alcazaba cuando no hay alternativas. No se puede aparcar en la zona con facilidad y hay mucha gente que necesita venir a diario, ya sea a hacer una gestión, a la facultad, a la biblioteca, a la Escuela de Idiomas o a cualquier otro sitio», detalla Fran Martínez, otro usuario habitual de este aparcamiento.

Martínez pide, eso sí, que se adecenten las explanadas. «Cada vez está peor y los coches van a sufrir daños, las personas mayores se pueden caer y en invierno, con las lluvias, esto se puede convertir en una locura», añade.

La solución propuesta por el Consistorio tampoco es adecuada para los que defienden la postura contraria, aquellos que no solo se oponen a que se amplíen sino que piden una eliminación progresiva. Es el caso de la Asociación Cívica Ciudad de Badajoz. El presidente de este colectivo, Jose Manuel Bueno, detalla que su solución es clara. «Primero el cierre nocturno del recinto con horario y vigilancia, y que exista una tarjeta de amigos de la Alcazaba para controlar a quien entra y sale. Y con el tiempo buscar alternativas de aparcamientos para que deje de ser un enorme estacionamiento».

La Cívica propone, como alternativas, las traseras de la Escuela de Idiomas, el entorno de la Plaza de Toros y el Baluarte de San Pedro. Esta última zona ya es un aparcamiento, pero no se usa porque se han producido varios robos en los vehículos estacionados en este espacio de El Campillo. Para Bueno, es necesario fomentar la parte patrimonial y convertir la Alcazaba en el centro cultural de Badajoz y uno de los símbolos de Extremadura. «También nos gustaría que la Alcazaba fuera un yacimiento arqueológico continuo, un referente de la arqueología. Todo lo que no sea eso es desmerecer el monumento y el centro histórico».

A favor

Para la Facultad de Comunicación la decisión del Ayuntamiento sí supone una ayuda. El decano de este centro, Vicente Guerrero, explica que «todo lo que se pueda hacer, nos viene bien». Guerrero detalla que la falta de aparcamiento en la Alcazaba es un problema, ya que su escuela cuenta con 50 profesores y 600 alumnos. «A primera hora no hay problema, pero si un profesor tiene una reunión en el campus y luego debe volver, ya no hay sitio».

El decano defiende que hay que tener en cuenta que su facultad no cuenta con muchas formas de transporte. Los estudiantes y trabajadores solo pueden llegar en el microbús que hace la ruta por el Casco Antiguo.

Fotos

Vídeos