Los usuarios denuncian escasez de aparcamientos en el campus

El aparcamiento del Infanta y la avenida de la Investigación llenos de coches. :: c. moreno/
El aparcamiento del Infanta y la avenida de la Investigación llenos de coches. :: c. moreno

Ha aumentado mucho la afluencia de coches a la zona entre el Parque Tecnológico y el hospital, pero la universidad no se plantea por el momento crear más plazas

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

La avenida de la Investigación solo tiene nombre desde hace tres años, cuando la Universidad de Extremadura decidió nombrar las vías que forman parte del campus y colocar señalización en las mismas. La denominación le llegó a esta calle junto con un importante aumento del tráfico que soporta. Hace unos años solo era las traseras del Hospital Infanta Cristina, pero en la actualidad es uno de los lugares con más demanda de aparcamiento de toda la ciudad. Sus usuarios piden que se amplíen las plazas disponibles.

La avenida de la Investigación está saturada porque se encuentra en un punto donde confluyen tres entidades con mucha actividad en la ciudad: el campus universitario, el Hospital Infanta Cristina y el Parque Científico y Tecnológico de Extremadura. A diario miles de personas se desplazan a estos puntos a primera hora de la mañana, por lo que pasadas las nueve no es fácil aparcar.

«Hace unos años dejabas el coche donde querías, pero ahora es dar vueltas y vueltas o aparcar lejos y darte un buen paseo. Hay solares de sobra y creo que lo más fácil sería crear nuevas plazas», reclama Tomás Ramos, uno de los usuario de la zona.

Se proyectó un aparcamiento de 1.500 plazas en la zona, pero quedó parado en 2012

El mayor cambio en la avenida de la Investigación ha sido convertirse en los últimos años en el acceso al Parque Científico y Tecnológico de Extremadura (PCTEx) de Badajoz, un semillero de empresas que está al 100% de su capacidad. De hecho hay negocios en lista de espera para instalarse en sus dependencias, por lo que la Junta anunció recientemente que creará un nuevo edificio. El éxito de este proyecto ha hecho que muchos pacenses se desplacen al parque a diario, ya sea a trabajar o como clientes.

Al lado, además, se encuentra el Instituto de Medicina Legal y, enfrente, el Hospital Infanta Cristina. Este último centro sanitario cuenta con un amplio solar de tierra que se ofrece como aparcamiento de pago. Está gestionado por Adeba (Asociación de Desempleados de Badajoz), cuesta 1 euro y prácticamente se llena cada día.

«Los trabajadores del hospital, que por lo menos son unos 300 coches, aparcan en el campus muchas veces. Es normal porque no quieren pagar 1 euro a diario por ir a trabajar», se lamenta Javier Martínez, que trabaja en la zona. «El problema es que ellos llegan antes y se va llenando la zona. Los que trabajamos aquí muchas veces tenemos que desplazarnos por la ciudad y al volver es imposible encontrar un sitio».

El aparcamiento de tierra, además, provoca problemas, especialmente en invierno. Cuando llueve hay zonas impracticables por el barro. En este terreno estaba previsto un aparcamiento de varios pisos con 1.500 plazas para el hospital, pero tras varios retrasos, en 2012 el proyecto quedó cancelado definitivamente. En el futuro este solar de tierra tampoco estará disponible para el aparcamiento porque es el terreno donde se construirá la nueva Facultad de Medicina.

María Calleja es estudiante y espera en la parada del autobús. Habitualmente va en coche, pero está averiado desde hace unos días. El problema, según esta joven, es que hay muchos estudiantes como ella que no utilizan el transporte público. «Porque no es cómodo. Debería haber un carril bus que te lleve desde Valdepasillas la universidad. Si te vas a encontrar con el atasco, mejor vas en tu coche. El transporte público debería ser más cómodo y no lo es. Cuando no está lleno, llega tarde. Si los estudiantes viniésemos todos en autobuses o en bicicleta, imagínate, no habría problema, pero es que no es algo que apetezca ni que se incentive».

Se urbanizará en el futuro

El vicerrector de Infraestructuras, Antonio Díaz Parralejo, explica que no han recibido quejas sobre la falta de aparcamiento y tampoco les consta que se hayan producido en el Parque Tecnológico. Reconoce que hay muchos más coches en la zona que hace unos años. «Pero si se alejan solo 100 metros, pueden aparcar. Lo que pasa es que muchas veces lo queremos dejar justo al lado. Conozco bien la zona y se puede aparcar».

Por el momento, añade el vicerrector, no tienen previsto ampliar las plazas de aparcamiento. Solo podría ser en un solar que queda en la zona vacío. Este terreno sí se urbanizará en el futuro para estacionamiento, pero será cuando se construya la nueva Facultad de Medicina.

Fotos

Vídeos