Los trabajadores de limpieza, seguridad y cafetería tendrán aparcamiento en la Alcazaba

M. F. R.

badajoz. El Ayuntamiento ha rectificado y ha decidido dar tarjetas de aparcamiento en la Alcazaba a los trabajadores de vigilancia, limpieza y seguridad de las empresas concesionarias que trabajan en la Facultad de Documentación y Comunicación, la Biblioteca de Extremadura y el Museo Arqueológico.

Esta decisión llega después de que el miércoles los estudiantes, algunos profesores y trabajadores de cafetería y limpieza se concentraran en la puerta de la Facultad de Comunicación para protestar por la decisión del Ayuntamiento de prohibir el aparcamiento en el entorno del centro.

La portavoz municipal y responsable de Tráfico, María José Solana, volvió ayer a estudiar con la Policía Local la capacidad de la zona de aparcamiento restringido que se habilitará en el lateral del Arqueológico. Llegaron a la conclusión de que, además de las 70 tarjetas que ya han expedido para el personal directamente contratado por la Universidad, el museo y la biblioteca, hay una quincena de plazas, que son las que se darán a las trabajadores de las contratas.

«No podemos pintar las plazas en la zahorra pero si la gente es cívica a la hora de aparcar cabrían 15 o 16 coches más», explica Solana. Estas son las plazas que se van a ofrecer al personal de limpieza, seguridad y cafetería, pero la edil advierte de que «si hay problemas de aparcamiento tendremos que ser más restrictivos».

En lo que no cederá el Ayuntamiento es en su decisión de prohibir el acceso con vehículos a la zona alta de la Alcazaba, salvo al minibús y los taxis, carga y descarga y movilidad reducida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos