Los soldados en el Líbano donan el dinero del Desafío San Fernando a un colegio

REDACCIÓN MÉRIDA.

Dos miembros de la unidad de Zapadores de la Brigada Extremadura XI, actualmente desplegada en el Líbano y mandada por el general español Francisco Javier Romero Marí, han entregado el cheque con la recaudación del Desafío San Fernando celebrado en el Líbano a un colegio de este país. El mismo día que tuvo lugar la carrera pacense, el 22 de abril, hubo otra competición en el país donde están desplegados. Fue una carrera organizada por los militares extremeños que recaudaron 1.857 dólares y que finalmente irán a una buena obra.

La unidad CIMIC (cívico militar) junto con los capitanes españoles Francisco Manuel Rodríguez Martínez y Ismael Fernández Escribano en representación de Batallón de Zapadores XI, fueron los encargados de entregar este cheque a la directora del colegio libanés Al Farad, Daad Ismail Srour.

La carrera del 22 de abril tuvo un recorrido de 10 kilómetros alrededor de la Base Española Miguel de Cervantes sita en Marjayoun y lo más peculiar, aseguran los protagonistas, fue el equipo de desactivación de explosivos (EOD) que corrió con los trajes de desactivación.

Así, según informó ayer la brigada en nota de prensa, un total de 325 fueron los donantes, de los que más de 160 pudieron participar de la carrera y el resto dio su aportación a través de una fila cero. El mismo día, y organizada por la Brigada Extremadura XI, otra carrera tuvo lugar en Badajoz, al mismo tiempo, y lo recaudado en Badajoz se entregará a Caritas en próximas fechas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos