Solana apuesta por que la Junta asuma los conserjes de los colegios pacenses

Solana apuesta por que la Junta asuma los conserjes de los colegios pacenses

La primera teniente de alcalde asegura que el Ayuntamiento solo es competente sobre los edificios

R. R.

La Junta debería asumir los conserjes de los colegios públicos y no el Ayuntamiento, que sí atiende la vigilancia, conservación y mantenimiento de los edificios donde se instalan los colegios.

Es la respuesta de la primera teniente de alcalde, María José Solana, ante la polémica por la eliminación de la última conserje que existía en un colegio público, el Arias Montano. Hasta ahora, el Consistorio había derivado a los centros de primaria a algunas limpiadoras como limpiadores-conserjes. Este curso ha retirado a la última que quedaba y le ha reclamado la vivienda en la que residía, dentro del centro. Este es un procedimiento que ha seguido el Consistorio con el objetivo de usar estas viviendas para familias normalizadas pero con necesidades.

A pesar de que el Arias Montano era ya el único centro que mantenía esta figura, la comunidad educativa se ha concentrado en varias ocasiones para reclamar una solución y María José Solana se ha reunido con ellos en alguna ocasión.

«La vigilancia de los niños compete a la comunidad docente, igual que en los institutos»

Solana reiteró ayer la idea que ha repetido en varias ocasiones, y es que en el Ayuntamiento no existe la figura del conserje, a pesar de que el de limpiador-conserje sí aparece en la relación de puestos de trabajo municipal. Explica que los presupuestos incluyen puestos de limpiadores-conserje porque los dos últimos que han cumplido esas funciones no se han jubilado, sino que han vuelto a trabajar como limpiadores en la delegación de colegios. Responde así a Podemos, que en la edición de este martes se preguntaba por qué incluyeron estos pagos en las cuentas si estaban decididos a quitar a los conserjes.

Más

La primera teniente de alcalde incide en que el Ayuntamiento es el responsable de los edificios de los colegios, pero no de su organización interna. «De ahí que pintemos y limpiemos, pero no tenemos nada que ver con las clases, ni si cuarto va arriba o se queda abajo. Ahí el Ayuntamiento no entra, como tampoco en la vigilancia de los niños, que compete a la comunidad docente, igual que en los institutos». «Esto es una competencia compartida entre la Junta y el Ayuntamiento, que lo lleve todo la Junta», zanjó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos