Siete pasos en Badajoz y un emotivo recuerdo a Víctor

Siete pasos en Badajoz y un emotivo recuerdo a Víctor

: E. F. V. BADAJOZ.

Siete pasos recorrieron ayer las calles de la ciudad en el quinto día de desfiles cofrades. El Descendimiento, desde la parroquia de San Andrés, y La Piedad, que celebró ayer los 25 años de su primera salida en la procesión de Santo Domingo, recibieron el cariño de un público que volvió a abarrotar las calles de Badajoz y las gradas de la carrera oficial, mientras eran acompañados por ocho jinetes de la Policía Nacional

La temperatura acompañó -rozaba los 14 grados en el momento de la salidas- y los pacenses disfrutaron de dos desfiles que tenían previsto regresar a sus templos a primera hora de la madrugada.

Bajo el paso de la Piedad se vivieron momentos de gran emoción y recuerdo en las bodas de plata de su estreno en la calle. También en San Andrés, donde la Asociación de Costaleros y Capataces San José arrancó los aplausos del público tras sacar a la calle dos de los pasos más importantes de la Semana Santa pacense.

Más

Los costaleros también protagonizaron el martes de otro de los momentos claves de la Semana Santa de Badajoz cuando detuvieron el paso del Calvario junto a la rotonda de Cuatro Caminos, a pocos metros del lugar en el que a comienzos de año perdió la vida Víctor Díaz, el niño de cinco años que fue atropellado por un autobús.

El padre del pequeño permaneció frente al Santísimo Cristo de la Angustia y María Santísima de la Misericordia mientras el capataz que guiaba a los costaleros, Juan Alberto Moreno, dedicaba una levantá al «angelito que está ahí arriba». «Va por él», gritó Moreno. «Y por el hijo», se escuchó responder a un costalero instantes antes de que la cuadrilla, todos a una, elevaran el paso al cielo en una levantá que provocó el aplauso espontáneo de todos los allí reunidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos