Hoy

El Descendimiento ofrecerá este año su penitencia a la labor de Cruz Roja

El Descendimiento ya preparado para salir esta noche. :: pakopí
El Descendimiento ya preparado para salir esta noche. :: pakopí
  • Santo Domingo sacará hoy a la calle la procesión más larga de la Pasión pacense y de madrugada saldrá El Prendimiento

La Cofradía del Santísimo Cristo del Descendimiento, María Santísima de la Piedad y Nuestra Señora de la Esperanza ofrecerá su estación de penitencia de esta noche a Cruz Roja.

La tradición de esta hermandad es ofrecer su procesión justo antes de salir de su iglesia a una causa social y, en esta ocasión, será a los voluntarios de Cruz Roja «para que sigan ampliando su importante misión», explica Juan Manuel Rosado, su hermano mayor. Para este mismo fin, pondrán a la venta durante el Jueves y Viernes Santo las flores de los exornos de sus dos pasos y lo recaudado se donará a la oenegé.

Su procesión saca a la calle dos de los obras maestras de la Pasión pacense. La magistral composición de El Descendimiento y la maravillosa dolorosa de la Esperanza, ambas tallas de Castillo Lastrucci, considerado como el imaginero del siglo XX.

Para este Miércoles Santo, la Virgen lucirá su mejor manto y también el más antiguo, el granate bordado en 1947, y su saya principal, la blanca con hilo de oro donada por El Litri. En una mano estrenará un rosario y en su pecho un broche en forma de ancla -símbolo de la Esperanza- en plata dorada y esmeraldas, que en ambos casos, han sido donados. Su paso también lucirá la cordonería y floradura renovada y de estreno llevará unos faldones sencillos en granate, donados por una hermana, que se comenzará a adornar el próximo año.

Tanto el paso de palio como el del Descendimiento, el más grande de la Semana Santa pacense, serán portados por los costaleros de la agrupación de San José.

El cortejo, que abrirá este año un escuadrón de caballería de la Policía Nacional -hermano mayor honorífico- tiene dos puntos claves en su recorrido que bien merecen la espera: el doble revirao de la calle Arias Montano, San Juan y Bravo Murillo y el llamado revirao de Joselón, entre Arco-Argüero y López Prudencio.

El Miércoles Santo también es la noche de la procesión de Santo Domingo, la cofradía más antigua de Badajoz y también la que pone en la calle la procesión más larga de la ciudad. En su cortejo desfilarán por este orden: El Amparo, que pese a los problemas que ha tenido este año para completar su cuadrilla de costaleros, finalmente saldrá portado. Lo hará con su túnica hueso bordada en oro y sobre el paso barroco de mayor envergadura, al estilo de los 'barcos' típicamente sevillanos.

Detrás saldrá el Cristo de la Fe, el paso con más nazarenos y el primero portado por mujeres, que este año volverá a salir con cantoneras en la cruz. Estrenará además faldones granates con su insignia bordada en el frontal en los talleres Peña Luengo.

La Piedad, el paso más joven de la cofradía saldrá en tercer lugar y repetirá el viernes en la manga. Y María Santísima del Mayor Dolor, otra magnífica talla de Castillo Lastrucci, cerrará el cortejo. Irá ataviada con su saya negra bordada en seda blanca, manto a conjunto y con el fajín del general Carracedo.

Los puntos claves de su recorrido son la salida y recogida, donde tanto el Amparo como el paso de palio sale con los costaleros de rodillas, y la calle Santo Domingo, que permite contemplar el cortejo completo.

En la madrugada ya del Jueves Santo, la Semana Santa pacense revivirá una de sus procesiones más emotivas, la del Prendimiento, que saldrá de La Concepción. Sus penitentes y portadores se caracterizan porque no van con capirote, procesionan en silencio y sin música. El Viacrucis en la Plaza Alta, con la única iluminación de las llamas de los pebeteros, es el momento más especial de esta procesión.