Hoy

El Señor de Badajoz marcará el paso del Martes Santo

El Cristo de la Espina ya está subido en su paso, pendiente solo del exorno floral. :: j.v.arnelas
El Cristo de la Espina ya está subido en su paso, pendiente solo del exorno floral. :: j.v.arnelas
  • San Fernando estrenará su Calvario, donde se podrán ver por primera vez juntos al Cristo de la Angustia y a la nueva imagen de La Misericordia

Afirmar que con seguridad esta noche saldrá la Espina en procesión es un lujo que nos regala el tiempo de esta Semana Santa. La previsión es tan buena que no hay dudas: el Señor de Badajoz marcará el paso de este Martes Santo.

«Estamos muy tranquilos respecto a la previsión meteorológica, que aunque da excesivo calor, siempre es mejor que cuando nos amenaza la lluvia», valora Ana Sánchez-Barriga, hermana mayor de la Pontificia Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Espina y María Santísima de la Amargura.

Sus dos titulares ya están en sus pasos, a falta de ultimar el exorno floral. El Cristo de la Espina lucirá la túnica de terciopelo morado bordado en oro con flores de lis, regalo de Isabel II con motivo de su estancia en Badajoz en 1866. La saya tiene un poco de cola, que se recoge para dejar al descubierto el pie derecho del nazareno, uno de los símbolos más venerados de Badajoz. En su cabeza, además de la corona de espinas, lucirá sus potencias repujadas en plata sobredorada. Los claveles rojos y el brezno adornarán el paso, cuyo dorado se completó el año pasado.

La Amargura saldrá detrás para completar la elegancia del cortejo. Por tercera vez en su historia, lucirá la saya de terciopelo granate bordada en oro, a juego con su manto, el más espectacular de las dolorosas pacenses. En el frontal del paso, justo detrás del llamador, estrenará este año una custodia de plata cincelada y labrada donada por un hermano de la cofradía, que como explica la hermana mayor, «simboliza que estamos en un convento donde se expone el Santísimo durante todo el año». Además, para esta ocasión se han limpiado y restaurado las bambalinas laterales y se estrenará el nuevo pendón de la hermandad, que ha permitido mejorar la pieza.

La salida y recogida de la procesión de la Espina abarrota la plaza López de Ayala. Además en su recorrido, en silencio y seguido por cientos de personas que alumbran los pasos, la presentación ante la Patrona y la actuación allí de Voces Corales en torno a las diez de la noche, el revirao para acceder a Arias Montano sobre todo del paso de palio y la entrada en carrera oficial a las 23.30 horas para hacer su estación de penitencia en la Catedral, son momentos claves de la procesión.

El cambio de los ferroviarios

Este Martes Santo en San Fernando será muy especial, porque su procesión cambiará la Pasión pacense. Por primera vez procesionará en Badajoz un paso que representará el Santo Calvario y en el que se podrán admirar juntos al crucificado de la Angustia y a la nueva imagen de la Virgen de la Misericordia, que el sábado recibió la bendición.

La jornada en la margen derecha empezará bien temprano porque la hermandad de los ferroviarios no sube al trono a sus dos imágenes titulares hasta momentos antes de salir. Durante la mañana, recuperarán la tradición de bajar las imágenes al altar para hacer la ofrenda floral, que servirá para adornar el nuevo paso. Será cuando pueda verse a la nueva Virgen, estrenando toda su ropa. Lucirá una saya burdeos bordada en oro y un manto negro liso rematado con una puntilla de hilo de oro, que ha sido confeccionado por un grupo de hermanas. El tocado dejará ver parte del cuello de la saya, algo poco habitual en las dolorosas, para enfatizar el dramatismo y movimiento del Calvario.

Su recorrido, cuyos puntos más emblemáticos son su discurrir por el Puente de Palmas y el pregón de las Siete Palabras en La Soledad, será más corto de lo habitual porque el paso dormirá en la iglesia de San Juan Bautista, donde permanecerá hasta el viernes para volver a salir en la procesión magna.