Hoy

¿Por qué se produjo la avalancha en la procesión de la Soledad?

  • Un hostelero de la calle San Pedro de Alcántara dice que primero empezó a arder el pelo de una mujer y que luego se escuchó un fuerte golpe

La Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad celebrará este jueves, a partir de las 20 horas, una misa de acción de gracias a la que se ha invitado a participar a todos los vecinos de Badajoz que quieran agradecer a la Patrona que la avalancha que se produjo durante la procesión del Viernes Santo no causara lesionados graves.

Con esa celebración de desagravio se quiere poner fin a la situación vivida el viernes por la noche cuando un fuerte golpe generó una situación de pánico que hizo reaccionar a las alrededor de 4.000 personas que participaban en la procesión.

La hermandad está interesada en contactar con todos los afectados por este suceso (heridos y personas que sufrieron ataques de ansiedad o que perdieron cualquier prenda u objeto de valor) para tener un detalle con ellos. «Hemos programado esa eucaristía como acción de gracias a la Santísima Virgen porque estamos convencidos de que fue su manto cariñoso de Madre el que hizo que los accidentes fueran mínimos».

Mientras tanto, la Policía Local sigue investigando el origen del suceso. Para ello, ha pedido que las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad del Museo de la Ciudad Luis de Morales sean ampliadas.

Hasta entonces, las únicas versiones que existen son las de los testigos. Rubén Díez, del bar Los Navegantes, explicó ayer que las carreras se produjeron después de que una mujer entrara en este local de la calle San Pedro de Alcántara pidiendo ayuda porque una vela le había prendido el pelo. «Cuando estábamos apagándole las llamas se escuchó un fuerte golpe. Yo no lo vi, pero dicen que lo dio una persona bebida que estaba discutiendo con una mujer. Creo que fue el susto de ver el pelo arder, unido al golpe, lo que hizo que la gente comenzara a gritar y que se armara el revuelo», asegura.

Desde la hermandad de la Soledad se indicó anoche que una persona cercana a la cofradía les confirmó ayer por la tarde que el incidente se produjo cuando dos hombres que acompañaban a su madre comenzaron a discutir. Uno de ellos incluso trató de golpear al otro utilizando la silla de ruedas en la que se desplazaba la mujer, que en esos momentos se había puesto en pie para tratar de aproximarse al paso de la Virgen, que ya estaba en la plaza de San José. Los golpes dados durante la pelea a una puerta metálica que había al lado habrían sido el origen del estruendo que se confundió con un posible disparo y que originó las carreras y el desconcierto.