Retoman las excavaciones arqueológicas en el solar de Concepción Arenal

El equipo de arqueología está bajando la cota para llegar a la etapa de ocupación medieval. :: j. v. arnelas

El yacimiento fue ocupado por indigentes y toxicómanos pero no se han producido daños en los restos al descubierto

MIRIAM F. RUA BADAJOZ.

Vuelven las excavaciones al solar privado de la calle Concepción Arenal. Tras un parón de dos meses que ha servido para documentar los hallazgos y reformar el proyecto arquitectónico que pretendía levantar una vivienda unifamiliar en los terrenos, el equipo de arqueología, capitaneado por Yolanda Picado, ha retomado las excavaciones.

Lo primero que han tenido que hacer es retirar toda la basura que se han encontrado en el solar. En este tiempo, como informó HOY el 19 de septiembre, el yacimiento arqueológico ha servido de refugio de indigentes y de fumadero de droga. «Hemos encontrado bolsas, una rueda, basura, colillas, muchos excrementos de gato... Y también habían utilizado alguna parte del yacimiento para refugiarse, pero no hemos encontrado destrucción de ningún tipo en los restos», confirma la arqueóloga.

Ahora tienen por delante completar la excavación en la parte del solar donde pueden seguir bajando en el suelo, ya que dos terceras partes de la superficie está ya en roca.

Los trabajos se encaminan ahora a ahondar más en el suelo para llegar a la etapa de ocupación andalusí

El objetivo es llegar a la etapa de ocupación medieval, teniendo en cuenta que hasta aquí se extendía el antiguo barrio de San Salvador de Badajoz. Concretamente, las expectativas que maneja la arqueóloga es ver qué restos del periodo andalusí arroja el solar. «Vamos hacia la etapa medieval, estamos levantando ahora los restos modernos», puntualiza.

Los restos a los que hace referencia son la pequeña alfarería hallada en la primera etapa de las excavaciones. De ella, solo se han podido documentar dos hornos de cocción de barro, amortizados después como testares -basureros donde se arrojaban los productos defectuosos. De ahí, todavía se está sacando cerámica, confirma Picado.

Sin embargo, ya se vislumbra lo que parece un área de silos que correspondería ya a la etapa andalusí. La arqueóloga espera poder confirmarlo durante estos trabajos que se prolongarán entre quince o treinta días en función de lo que aparezca.

El lagar se va a conservar

Lo que se va a dejar intacto es el lagar de vino encontrado inicialmente. Se trata del hallazgo más singular que han sacado a la luz hasta ahora. Está compuesto por dos depósitos de ladrillo y granito, separados por un muro y abovedados, aunque una de las bóvedas está colapsada. Se pueden ver las escaleras de acceso, los cañones de canalización del líquido, los pequeños pozos de decantación y se vislumbra la delimitación de una pequeña habitación, que es donde se prensaba la uva previamente.

El interés del promotor privado del solar, avanza Picado, es conservar el lagar y dejarlo a la vista. «La idea del promotor es integrarlo porque es curioso y le da un punto de interés al edificio. Inicialmente iba a construirse una vivienda particular pero también están barajando la posibilidad de hacer otra cosa, o de dejar una parte como local en función de lo que le dejen hacer», explica.

En este sentido, la arqueóloga añade que se puede ver la posibilidad de restaurar el lagar y reconstruir la bóveda para completar la pieza para que puedan verse. «Una vez que finalicen los trabajos, la promotora tiene que presentar un proyecto de adecuación y Cultura -en referencia a la consejería responsable de patrimonio- lo valorará», concluye.

Fotos

Vídeos