Recogen firmas para pedir más autobuses entre Valdepasillas y el campus

Universitarios tomando el autobús en Sinforiano Madroñero. :: casimiro moreno

En dos días han reunido 1.800 apoyos porque los universitarios defienden que los vehículos llegan llenos de la avenida de Colón y que no pueden montarse para ir a clase

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

En 48 horas la petición ha sumado 1.800 firmas. Se trata de una solicitud para que el Ayuntamiento de Badajoz refuerce el servicio de autobuses a la Universidad de Extremadura. El problema, según defienden los estudiantes afectados, es que los vehículos llegan llenos y no pueden montarse.

«Vengo en coche. Antes en autobús, pero es un agobio de gente. Es que no entran. Debería haber el doble, así que comencé a quedar con otros compañeros y venimos en el coche de uno. A veces, cuando no está, en bicicleta y si no queda otra, el autobús, pero voy con mucho tiempo porque se que es un problema», dice Silva Magaza, estudiante de la Universidad de Extremadura.

El mayor problema está entre Valdepasillas y el campus. En este barrio pacense viven la inmensa mayoría de los estudiantes universitarios que se desplazan de otras localidades para realizar su carrera en Badajoz. En la ciudad hay unos 12.000 universitarios y una parte importante reside en el área de Sinforiano Madroñero y se desplaza a diario hasta la avenida de Elvas.

Los universitarios señalan que, en ocasiones, hay servicios de refuerzo en los autobuses desde Valdepasillas hasta el campus, pero indican que son insuficientes y solicitan mayor frecuencia, especialmente a las horas puntas, en las entradas y salidas a clase.

Ha sido una estudiante, María Martínez, la que ha iniciado la recogida de firmas en la plataforma Change.org y en solo dos días ha superado los 1.800 apoyos. Esta universitaria alega que este año la situación ha empeorado con respecto a los cursos anteriores. Explica que los vehículos se llenan en la avenida de Colón y que los estudiantes que esperan en las siguientes paradas no pueden subirse. Se trata de las que están en las calles avenida del Perú, Tomás Romero de Castilla, Alcaraz y Alenda y Sinforiano Madroñero. Precisamente, señala María Martínez, las zonas donde mayor número de estudiantes residen.

Esta joven asegura que hay casos de estudiantes que han llegado tarde a clase y no han podido entrar y recuerda que la asistencia a clase, en muchas facultades, es vital, ya que si se ausentan más del 20% de las horas pierden la evaluación continúa y deben jugarse la nota en el examen final.

La línea 9

Martínez señala que la línea clave es la 9, la más utilizada por los estudiantes. También la C2 llega hasta el campus, pero solo hasta Medicina, por lo que muchos estudiantes no la utilizan.

Pedro Macera, otro estudiante, utiliza el autobús a diario. «Los días que tengo que estar aquí a las nueve, que es cuando más gente coincide, es un infierno. Más te vale ir pronto y estar de los primeros o te pueden quedar fuera del autobús». Este joven también coinciden con que la situación ha empeorado. «Cada vez hay más gente que coge estos autobuses. No solo son universitarios, está la gente que va al hospital, los que van al centro comercial. La avenida de Elvas cada vez tiene más cosas y debería tener más autobuses. Tiene que ser la línea que más pasajeros tenga», defiende.

En el caso de Sara Martín, que ya está finalizando sus estudios, el problema son los atascos. Esta estudiante defiende que debería haber un carril bus desde Valdepasillas hasta el campus para que el transporte público no se viese afectado por los atascos que se forman a diario en el Puente Real. «Viajarían más rápido para ir y volver y así se acabaría con el problema. Lo que no es normal es tardar lo mismo en coche que en autobús porque van juntos en el atasco».

Fotos

Vídeos